Redacción 23-11-2018.- Estados Unidos lanzó una campaña para disuadir a las compañías de telecomunicaciones en países aliados de usar equipos hechos por el gigante chino Huawei, citando la posibilidad de permitir a Pekín acceso a información sensible, afirmó este viernes el Wall Street Journal.

La administración del presidente Donald Trump habría emitido este llamado, argumentando que los dispositivos de Huawei representan un riesgo de seguridad informática. Los líderes de las agencias de inteligencia y otros funcionarios han dicho que les preocupa que Huawei y otras compañías chinas estén en deuda con el Gobierno chino o el Partido Comunista, lo que aumenta el riesgo de espionaje.

Los dispositivos de ZTE y Huawei actualmente están prohibidos en todas las agencias y bases militares de Estados Unidos, pero ahora según el reporte de WSJ, la administración de Trump está intentando persuadir a las firmas de telecomunicaciones de sus países aliados para que no utilicen los dispositivos de Huawei.

De acuerdo con diversas fuentes, los representantes del gobierno estadounidense han tenido acercamientos con funcionarios de Japón, Alemania e Italia, países aliados en los que la tecnología de Huawei es utilizada ampliamente. Las fuentes mencionadas por el WSJ también afirman que Estados Unidos considera destinar más ayuda financiera para la industria de telecomunicaciones en países que eviten usar equipos chinos.

Huawei, uno de los mayores proveedores de equipos y servicios de telecomunicaciones en el mundo, ha sido objeto de preocupación en algunos países, incluyendo Estados Unidos y Australia, por sus supuestos lazos estrechos con Beijing.

Pero la compañía ha negado las acusaciones de representar un riesgo de seguridad y de estar ligada a los servicios de inteligencia chinos.