La venta de autos cayó 10 por ciento a nivel nacional y en Veracruz la contracción fue de 2 por ciento durante 2018, informó Gerardo Gómez Barquín, presidente estatal de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores.

Explicó que se vendieron 200 mil unidades menos a nivel nacional, ademas el Gobierno Estatal aún debe a algunos distribuidores.

“Tenemos que considerar que en el año 2017 cayó la industria casi en 18 por ciento en el estado de Veracruz, entonces contra 2016 traemos casi un 20 por ciento menos de venta de unidades”.

Señaló que el gobierno estatal aún debe cerca de 6 millones de pesos a empresarios del ramo, sin embargo, las instituciones ahora compran las unidades en otras entidades del país afectando a las empresas veracruzanas.

Confió en que la administración de Cuitláhuac García Jiménez, próxima a rendir protesta solvente los pasivos pendientes.

“A algunos distribuidores todavía se les debe de parte de gobierno del estado, es desde la administración de Javier Duarte. Eran como cuatro distribuidores y cerca de 6 millones de pesos. Ha ido disminuyendo la deuda”.

Atribuyó la caída en ventas a las altas tasas de interés y el tipo de cambio que mermó la capacidad económica de las personas.

Para el próximo año tampoco se prevé crecimiento pues los autos siguen subiendo de precio.

Los segmentos económicos fueron los más impactados a lo largo del año.

Insistió en que la administración actual abonó a los distribuidores que se les debe pero siguen pendientes 6 millones de pesos.

Veracruz- 2018-11-26- Laura Morales/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO