El mercado bursátil mexicano abrió esta mañana con ganancias, después de que ayer tocara mínimos en cuatro años por la incertidumbre, en gran parte generada por una iniciativa del Partido del Trabajo (PT) que busca eliminar las afores.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) sufrió este lunes su segunda peor caída del año: 4.17 por ciento. La primera peor pérdida fue causada por otra iniciativa, ahora del partido del Presidente electo. Esta mañana abrió recuperando apenas una parte de la caída.

El PT es parte de la coalición que llevó a Andrés Manuel López Obrador al poder. Apenas hace unas semanas, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) tambaleó la Bolsa Mexicana de Valores con otra iniciativa que prometía presionar a los bancos para que bajen sus comisiones.

Carlos Urzúa, próximo Secretario de Hacienda, intentó ayer calmar los mercados. Dijo que esa iniciativa del PT “no tiene pies ni cabeza”. Pero la coalición de AMLO tiene mayoría en el Congreso, lo que no hace tan improbable que la iniciativa pueda llegar, al menos, al pleno.

Al menos en el arranque, parece que Urzúa logró inyectar tranquilidad.

La caída de la Bolsa se explica además por la depreciación del peso ante el dólar, el alza en los intereses de los bonos de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la consulta sobre programas sociales que el equipo de López Obrador hizo el fin de semana, de acuerdo con Gabriela Siller, analista de Banco Base.

El peso mexicano se intercambió ayer en 20.63 unidades por dólar, después de que tras la victoria de López Obrador en las elecciones del 1 de julio se había llegado a cotizar en 18.45. La analista agregó a estos factores las declaraciones del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, contra los migrantes centroamericanos.

La analista consultada por la agencia EFE dijo que esta situación puede repercutir en el comercio de México con Estados Unidos, país con el cual está pendiente la firma del Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Con información de SinEmbargo