Veracruz- 2018-11-0609:22:01- Víctor Toriz

 

El Colectivo Solecito de Veracruz inició las labores de búsqueda de fosas clandestinas en un predio aledaño al recinto portuario, luego de dos años de gestiones para poder ingresar al sitio.

 

En el lugar, aseveró Rosalía Castro Toss, representante de la agrupación, se podrían encontrar entre 400 y 500 cuerpos, lo que superaría los hallados en el terreno contiguo al fraccionamiento Colinas de Santa Fe, considerado hasta ahora el cementerio clandestino más grande de América.

 

Se trata de un predio con una extensión de alrededor de 10 hectáreas, propiedad de la Administración Portuaria Integral de Veracruz (Apiver), por el que se ingresa a través del libramiento conocido como kilómetro 13.5.

 

No solo eso, el terreno formaría parte de un sistema completo utilizado por bandas criminales para desaparecer a sus víctimas, que incluye otros cuatro puntos cercanos en los que existen indicios que también hay cuerpos enterrados.

 

Uno de esos puntos es donde se localizan las “casas fantasmas”, un terreno en el que se encuentran las ruinas de lo que sería un fraccionamiento que nunca terminó de construirse.

 

La ‘cocina’

 

En ese sitio incluso se presume que se contaba con un campamento que era denominado como “cocina”, que era  donde se ejecutaban a las personas para posteriormente deshacer sus cuerpos en ácido para desaparecerlos.

 

Castro Toss afirmó que tanto ese punto como en el que este lunes inician la exploración, fueron recorridos por ella en el 2016, en compañía de personal de la Fiscalía General del Estado, como parte de las investigaciones para la localización de su hijo desparecido desde el año 2013.

 

Solo que en aquel entonces, las autoridades descartaron el lugar y desecharon los indicios que se localizaron, entre los que se encontraban tambos con ácido y botellas.

 

Castro Toss indicó que ahora el colectivo Solecito de Veracruz inicia las labores de búsqueda desde cero; en este terreno comenzarán con excavaciones autorizadas por una autoridad federal por los siguientes días, acompañados por personal de la PGR y la Gendarmería Nacional.

 

En caso de detectar cuerpos o indicios la búsqueda se podría postergar con el apoyo de la Policía Científica el tiempo que sea necesario, como ocurrió en el caso de Colinas de Santa Fe, en donde la búsqueda supera los dos años.

 

De manera paralela, los familiares de desaparecidos realizan los trámites para explorar al menos otros 15 puntos al rededor de todo el estado donde podría haber fosas clandestinas.

 

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO