La política prohibicionista de las drogas ha traído consigo la sistemática violación a los derechos humanos de la ciudadanía, de ahí la necesidad de pensar y analizar la regulación de algunas sustancias, la cual podría aportar elementos para la pacificación del país, señalaron integrantes de organizaciones que apuestan por la legalización.

En conferencia de prensa en la que anunciaron la séptima Conferencia Latinoamericana sobre Políticas de Drogas, que se realizará en la Ciudad de México del 29 al 31 de octubre, recordaron que la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito ha insistido que el modelo actual para el control de drogas ha tenido un rotundo fracaso que no ha logrado reducir ni la oferta ni la demanda ni aporta elementos para la reducción de daños ni para el consumo responsable.

La producción mundial de cocaína, recordaron, alcanzó en 2016 el nivel histórico más alto, con alrededor de mil 410 toneladas; la mariguana fue la sustancia más consumida con 192 millones de personas que la usaron al menos una vez ese año, y entre 2016 y 2017 la producción global de opiáceos crecí 65 por ciento, alcanzando 10 mil 500 toneladas.

Amaya Ordorika, de ReverdeSer Colectivo, enfatizó que la narrativa oficial del gobierno mexicano de la existencia de un enemigo público (el crimen organizado) permite a las corporaciones de seguridad la violación de las garantías de la ciudadanía, pues la política prohibicionista y bélica permite la justificación de las atrocidades.

Por ello, dijo, es necesario apostar al proyecto que ha planteado el equipo del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador -que tiene su base en la movilización social-, de regular algunas sustancias, ya que si bien esto no es la panacea contra la violencia que se vive en el país, reduciría la influencia del poder económico de las organizaciones criminales en las diferentes esferas (políticas, sociales y empresariales) que se han corrompido.

Zara Snapp, cofundadora del Instituto Ria, señaló que el objetivo de la conferencia es mirar hacia el futuro de México y otros países en la temática. Durante los trabajos se expondrán ejemplos de algunos países o ciudades en las que se ha legalizado el uso lúdico o medicinal de ciertas sustancias, como Canadá o Uruguay, por citar algunos.

Indicó que el momento político del país permitirá discutir no en torno a si se cambia o no el paradigma de la actual política antidrogas, sino cómo se tendrá que transformar.

“Queremos generar las bases para conocer cómo acompañar con nuestra experiencia a próximo gobierno para concretar una regulación que nos permita garantizar la no repetición (de violaciones a derechos humanos), la reparación del daño y la construcción de la paz”.

Durante la conferencia se tocarán varios puntos referentes a la regulación de las sustancias, el consumo responsable, el uso lúdico y responsable de éstas, la experiencia internacional, entre otros muchos. Participarán expertos de más de 20 países. En la apertura estará presente la próxima titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien ha hablado de la regulación de la mariguana. las actividades se realizarán en el hotel Sheraton María Isabel y mayor información se puede consultar en: www.conferenciadrogas.com.

Con información de LaJornada