Uno de los puntos que en honor a la transparencia deberá ser aclarado es el relativo a las propiedades que el actual gobierno del estado ha logrado recuperar arrebatándoselos a quienes abusaron del poder político para enriquecerse ilícitamente, ¿cuánto se ha recuperado, cuáles son las propiedades incorporadas al patrimonio estatal forma parte de un expediente importante, por varias razones, entre ellas para que el gobierno sucesor tenga referencias de cuánto falta por rescatar y para evitar que una omisión sea causal de procedimientos judiciales en contra. Todo “sospechosismo” es causal de golpeteo político, ¿qué necesidad para ello? Salvo, claro, que en lo del “vómito negro” haya habido pecaminosos procedimientos, he allí el porqué de la transparencia.