Quirino Moreno Quiza

*Cuitláhuac y su equipo… lo importante es el resultado

*Unos desconocidos, pero aguas con los conocidos por malos

*Comparecencias… Yuneslandia VS realidad de Veracruz

*La soberbia no es grandeza; es hinchazón…

*En 24 meses lograron rechazo donde antes fueron vitoreados

*Soberbia despotismo y arbitrariedad… ¿El sello de la casa?

*Lo  “recuperado”  de corruptos… ¿Dónde está?

*¿Propiedades y dinero ya están en las arcas de Veracruz?

*Se acaba en yunismo y persiste la opacidad…

 

*** ¡Cada quién su estilo! En efecto, al equipo del gobernador electo, Cuitláhuac García Jiménez están incorporando a muchos, que son desconocidos en la función pública estatal, lo que indica que es verdad que no incluirían a duartistas, fidelistas ni yunistas… Sin embargo, se corre el riesgo de la inexperiencia de varios futuros servidores públicos en Veracruz, pero ese es un asunto con el que el próximo gobernador tendrá que cargar, o presumir, según los resultados… A los ciudadanos interesan los resultados sobre todo… el responsable de entregar buenas cuentas a partir del primer día de diciembre será Cuitláhuac…él sabrá cómo y con quienes lo hará…

*** ¡Hay que depurar! Pero por supuesto que aquello personajes que se están queriendo incrustar al equipo de Cuitláhuac, que ya traen su cola bien larga deben ser expulsados desde ahora mismo de lo que será la próxima administración, sin importar si son amigos o parientes del amigo de “fulano de tal”… esos no podrían ya ayudar al futuro gobernante a hacer bien las cosas… Hay que depurar…

*** ¡Yuneslandia! Como les había adelantado aquí, los escasos o nulos resultados del gobernador saliente, Yunes Linares, están tan mal, que recurrirían a decir una serie de barbaridades en las comparecencias que no corresponden a la realidad de la entidad… Y seguramente que eso mismo hará el propio gobernador Yunes en su comparecencia, si es que no cancela… Pero era mucho más fácil decir la verdad de la terrible situación que impere en Veracruz, que inventarse ese mundo fantástico de “Yuneslandia”, en el que según ellos, todo es maravilloso… aunque la realidad los ubique con niveles de ineficacia,  ineficiencia y opacidad impresionantes…

*** ¡Transparentar es el verbo! Ojalá que Yunes Linares lleve a su presunta comparecencia las escrituras a nombre del gobierno de todas las propiedades que dice que les quitó a los corruptos, incluyendo ranchos, residencias, vehículos aéreos, terrestres y marítimos y todo el dinero que les quitó de manera oficial y extraoficial a los duartistas ya depositado en las arcas del estado… Eso le quitaría mucho peso de encima, aunque los demás (Inseguridad, desempleo, pobreza, escasez de obras, bajos índices en turismo, además de la condenada simulación casi en todas las que debieron ser acciones de gobierno firmes) ya no tendría ni siquiera objeto para mentir o disfrazar… Y ya luego hablaremos de los niveles de endeudamiento del estado en tan solo estos 24 meses…

*** ¡Qué poquito duró! Tan solo 24 meses bastaron para que muchos yunistas, con su exacerbada soberbia y poca capacidad de respuesta, sean hoy totalmente rechazados donde antes eran vitoreados… El ejemplo más cercanos es lo que ocurrió en Santiago Tuxtla, de donde corrieron penosamente a ex la diputada local del PAN-PRD, Jazmín Copete Zapot de una reunión… Por cierto que ese hecho también es muestra de porqué no deben lo hijos asumir el poder al mismo tiempo que los padres…los márgenes de operación de Copete Zapot y de su hijo alcalde están totalmente acotados por sí mismos… Pero en el bienio de Yunes Linares, eso estuvo de moda…

*** ¡Hasta parece infección! Mucha soberbia (que persiste ahora mismo), prepotencia, arbitrariedad, violaciones a la ley y derechos humanos, siempre atraen consecuencias para quienes se conducen con esas características deleznables que lamentablemente parece que fueron el sello de la casa durante la mini-administración de Yunes Linares… Y eso nos viene recordando hace unas semanas aquella frase de Agustín de Hipona (San Agustín) que dice: La soberbia no es grandeza sino hinchazón; y lo que están hinchado parece grande pero no está sano. Detrás de su apariencia de grandiosidad el soberbio esconde su propia flaqueza

quirino.moreno@nullentornopolitico.com

entornopoliticoveracruz@nullgmail.com

columnarepechaje@nullgmail.com

Twitter: quirinomq