Andrés Manuel López Obrador, presidente electo, anunció la noche de este lunes que presentará ante el Congreso de la Unión una iniciativa de ley que “cancele, abrogue o derogue” la mal llamada reforma educativa.

Al reunirse con los legisladores de Morena, el Partido del Trabajo y el Partido Encuentro Social en un hotel ubicado en la Alameda Central, para establecer las prioridades de la futura agenda legislativa, el presidente electo destacó que impulsará a rango constitucional el aumento al salario de los trabajadores, el cual no podrá ser menor al índice de la inflación.

“¿Qué sí quiero yo presentar a la Cámara? Yo quiero presentarles la abrogación, derogación o cancelación de la llamada reforma educativa; quiero presentarles una reforma para mejorar los salarios de los trabajadores; miren, quiero que se ponga en la Constitución, es una propuesta para que ustedes lo analicen y en su caso se apruebe, quiero que cuando menos se ponga un renglón en la Constitución que diga: los aumentos al salario nunca serán inferiores a la inflación […] Para que entre todos le demos una cachetada con guante blanco a la política neoliberal que le quitó poder adquisitivo al salario porque durante mucho tiempo siempre estuvieron por abajo de la inflación, eso se termina”, dijo el presidente electo.

Otras iniciativas sugeridas por López Obrador ya como presidente en funciones serán: las de consolidar la democracia sindical para que sean los trabajadores quienes elijan a sus representantes mediante el voto libre y secreto, así como hacer una realidad el derecho a la salud para que la atención médica y los medicamentos sean gratuitos.

La pensión universal a las personas de la tercera edad y con discapacidad también serán presentadas como iniciativas de ley por López Obrador ya como presidente de la República.

Previamente, los legisladores federales de Morena en la Cámara de Senadores, Martí Batres, y en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, detallaron a López Obrador las iniciativas y reformas que estarán listas antes del primero de diciembre de este año.

Algunas de ellas son la creación de la Comisión de la Verdad para el caso Ayotzinapa, convertir en delito grave la corrupción, el robo de combustible, los delitos electorales, eliminar todos los candados que impiden realizar las consultas populares, incluir en la constitución la revocación del mandato, la desaparición del fuero y la ley de austeridad republicana así como la reforma a la ley orgánica de la administración pública federal que dará origen a la Secretaría de Seguridad y Prevención del Delito.

Con información de Excelsior