Quien va a gobernar Veracruz será Cuitláhuac García, declaró categóricamente Manuel Huerta, quien será el Delegado de Programas para el Desarrollo” en Veracruz, dependiente de la Coordinación General de Programas de Desarrollo, férreamente controlada por el mismísimo presidente López Obrador. Lo expresado por Huerta expresa una lógica impecable, pues Cuitláhuac García será el gobernador, sin embargo, en política, la ortodoxia ha demostrado que quien tiene poder económico adquiere poder político y en este renglón la suma de lo presupuestado para los programas sociales del orden federal en cada entidad federativa rebasa con mucho los recursos del erario estatal. Obviamente de esto saben los gobernadores que en todo caso deben ser garantes del pacto federal, de allí la controversia constitucional interpuesta por los gobernadores panistas y queda a cargo del Poder Judicial, garante a su vez del orden constitucional, dictaminar hasta donde se vulnera la autonomía de las entidades federativas y se afecta al Pacto Federal con esta figura de Delegados del presidente.