El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares presumió que tras la andanada de las organizaciones criminales antes de su gobierno, dejará el estado de Veracruz en paz y “sin ninguna denuncia por corrupción”.

Sin embargo reconoció que deja temas pendientes pues todos los gobiernos lo hacen además de que Veracruz tiene una problemática muy severa”; no obstante,  consideró que las metas que se propuso su gobierno fueron cumplidas.

“Estoy bien contento (…) Hay un contraste hace dos años el gobernador era prófugo de la justicia, y hoy yo puedo convivir con la gente con toda libertad”, dijo.

Insistió en que dejará un Veracruz en paz, con estabilidad, desarrollo, obras en todas partes y sin ninguna denuncia por corrupción, “cambiamos, eso era lo que queríamos y lo logramos”.

Yunes Linares remarcó  que lo que hicieron en materia de seguridad era lo que correspondía pues necesitaban enfrentar la emergencia que se vivía en la entidad.

“Había un crecimiento desmesurado de la incidencia delictiva en Veracruz, no teníamos recursos suficientes, acudimos al gobierno federal, nos apoyaron con Policía Naval, Ejército, Marina con Gendarmería Nacional y acordamos llevar a cabo las acciones de seguridad de manera coordinada y por eso integramos el Grupo de Coordinación de Veracruz”, dijo.

Apuntó que el próximo domingo se llevará a cabo la última reunión del Grupo de Coordinación Veracruz con la que sumarán 95 reuniones dedicadas a la seguridad de los veracruzanos.

Xalapa- 2018-11-20- Ariadna García/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO