Aunque el respeto a los derechos humanos está consagrado en las leyes, en la práctica se siguen violentando para las mujeres, niños, personas con diversas preferencias sexuales y pueblos originarios, aseveró César Sebastián Rosas Jiménez, presidente de la asociación civil Movilidad y Bienestar Ciudadano (MBC).

“Al hablar de derechos humanos vemos que están escritos dentro de la Constitución pero no dentro de la práctica, sobre todo para las comunidades más vulnerables como son las mujeres, los niños, los discapacitados y las personas de la diversidad sexual”, comentó.

Rosas Jiménez explicó los miembros de estos sectores son discriminados en muchos sentidos, como el de la salud que es uno de los más importantes para toda la gente.

Comentó que recientemente tuvo participación en un foro de debate en torno a este tema y en donde luego de analizarlo, concluyó que verdaderamente se vulneran los derechos de los mencionados sectores de la población.

Agregó que uno de los principales problemas es que muchas veces la gente ni siquiera ejerce sus derechos.

“Los grupos vulnerables necesitan atención y es el Estado el que no les ha brindado esa atención, entonces necesitamos regresar hasta donde nos ha tocado vivir para exigir que esos derechos se nos hagan válidos”, consideró.

Agregó que desde su trinchera hace un llamado a líderes comunitarios, intelectuales, profesionistas, a la comunidad LGBTTTI, para que en uso de sus intereses, capacidades y posibilidades hagan un reclamo justo a las autoridades que hasta ahora no han resuelto los problemas más apremiantes.

Recordó que hay los nuevos diputados a nivel estado y Federación y es ahora que se exige un cambio dentro de las acciones y la práctica.

Resaltó que la cuarta transformación de la que se ha hablado tiene que ser feminista y diversex, para pueblos originarios, vulnerables o indígenas, e ir más allá de los grupos que están en el poder.

Orizaba- 2018-11-10- Nora GabrielaLira/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO