Podría suponerse que desde las cúpulas empresariales existen discrepancias respecto a su apreciación sobre el desempeño del gobierno estatal encabezado por Miguel Ángel Yunes Linares, que este día concluye funciones, pero ciertamente la explicación a esa divergencia de opiniones se encuentra en el cristal a través del cual están observando la realidad, parcialmente, por supuesto. Desde la CANACO advierten un gobierno que puso punto final a los bloqueos de calles y carreteras, cierto, sin duda; pero desde el mismo otero, la organización de empresarios agrupados en SOS, miran hacia sus expectativas no cumplidas, pues el gobierno no les pagó como había ofrecido, lo cual también es cierto. Obviamente, son visiones parciales que el evaluador debe considerar al momento de hacer el balance de un gobierno. El gobierno de Yunes concluye hoy tras un bienio cargado de acontecimientos de cuyo acontecer debe hacerse un minucioso registro pues representa nada menos que la segunda alternancia política en la entidad veracruzana.