Redacción 26-11-2018.- La diputada Carmen Medel anunció su regreso a las actividades parlamentarias en el Palacio de San Lázaro, 18 días después del asesinato de su hija, Valeria Cruz.

Medel se declaró respetuosa de los procedimientos y de las acciones legales para llegar al esclarecimiento de los hechos, por lo cual, dijo, se limitará a hacer declaraciones sobre su actividad legislativa hasta tener certeza de lo ocurrido.

“En memoria de mi pequeña regresaré a la Cámara de Diputados con mayor fuerza para ejercer mi función legislativa con el mayor de los decoros; para responder de manera efectiva ante las exigencias que los tiempos nos imponen y, a su vez, fungir como un punto de referencia ante lo que muchos de los mexicanos vivimos día con día”, indicó.

En un comunicado, la legisladora de Morena reconoció que su reintegración no será fácil, pues el dolor como madre perdurará el resto de sus días, pero expresó su seguridad de que los inminentes cambios y la conjugación de esfuerzos y compromisos entre la sociedad y el gobierno coadyuvarán a generar ambientes más seguros y libres de violencia, instituciones confiables y, sobre todo, el México que todos merecemos.

Valeria Cruz, estudiante de medicina de 22 años de edad, fue asesinada el 8 de noviembre pasado en un gimnasio de Ciudad Mendoza, Veracruz, al ser presuntamente confundida con otra persona.

Medel recibió una llamada telefónica para notificarle de los hechos cuando se encontraba en el pleno de la Cámara de Diputados, lo que le provocó una crisis nerviosa y dio lugar a la suspensión la sesión ordinaria, después de la condena al crimen y una expresión de solidaridad por parte de todas las fracciones parlamentarias.

La Fiscalía General del Estado de Veracruz detuvo tres días después del crimen a cinco sospechosos, pero apenas horas después liberó a cuatro de ello por falta de pruebas para vincularlos como presuntos responsables del asesinato.