La era del petróleo como palanca de desarrollo económico para México ya pasó, así lo indica el menor índice de dependencia de nuestro país de la explotación petrolera acaso debido a la diversificación económica. Sin embargo, todavía nos impacta cuando baja o sube el valor del petróleo a nivel mundial pues los ingresos derivados del petróleo forman la quinta parte del presupuesto del gobierno. Obviamente, si esos ingresos se reducen involucran de manera fundamental los programas de gobierno, y si este arranca funciones con políticas públicas de alto calado como las que propone AMLO entonces habrán de sufrir modificaciones; cuáles serán: ¿Tren Maya, Refinería nueva, modernización de las 6 existentes, ¿becas a Jóvenes, pensión para adultos, corredor transistmíco? Las respuestas estarán insertas en la formulación del presupuesto 2019, retóricas aparte.