Redacción 21-11-2018.- Ante el perdón ofrecido por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador a quienes hayan cometido actos de corrupción antes del inicio de su mandato, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) afirmó que cualquier conducta de corrupción debe ser investigada, procesada y castigada.

El dirigente patronal, Gustavo de Hoyos Walther, sostuvo en conferencia de prensa que todo acto que viole la ley, particularmente si es cometido por un servidor público, elegido o designado y que haya atentado contra el patrimonio público, tiene que ser perseguido, juzgado y en su caso sancionado.

Los perdones generales, los indultos, las amnistías a quienes dilapidan o sustraen recursos del erario, no generan conductas ejemplares, más bien fomentan las conductas ilegales, indicó.

Insistió en que si hay indicios de que alguien haya incurrido en hechos de corrupción, debe ser investigado, en su caso procesado y castigado en el contexto de la legislación vigente.