Poza Rica- 2018-11-11- José Martín

Con pancartas y lonas en manos, obreros activos y jubilados de Pemex marcharon por las calles de la ciudad para exigir la anulación de las elecciones pasadas del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), también pidieron justicia por el fraude de mil 500 millones de pesos que “desaparecieron” en las cajas de ahorro hace cinco años.

 

Algunos de los inconformes exigieron votaciones limpias con el derecho a voto secreto, al considerar que el proceso realizado el pasado miércoles 17 de octubre se dio en medio de irregularidades, represión a los sindicalizados y coacción de votos para imponer a dirigentes de las 36 secciones sindicales del país.

 

Los quejosos, miembros del Movimiento Nacional y Transformación Petrolera (MNTP), refrendaron su apoyo y respaldo a María de Lourdes Díaz Cruz, quien compitió por la dirigencia nacional y a Luis Enrique del Ángel Bauza, que buscó la secretaria general de la Sección 30.

 

Mientras que otros manifestantes exigieron justicia porque sus demandas están estancadas, porque no han recuperado su dinero que les habrían desfalcado en la caja de ahorros Solidaridad, propiedad de Héctor Cruz Rodríguez, y por el exdelegado departamental de los jubilados de la sección 30, Donaciano Ortiz Hernández.

 

Solicitaron la intervención del presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador y del gobernador electo de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, para aplicar la legalidad y recuperar sus recursos económicos, ya que tampoco han sido apoyos por el actual secretario general del STPRM, Sergio Lorenzo Quiroz Cruz.

 

Por esa situación, los petroleros activos y jubilados marcharon sobre el bulevar Adolfo Ruiz Cortines, desde el puente El Huéleque y se plantaron frente al edificio del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, ubicada en la colonia Obrera.

 

Ahí, otro contingente de extrabajadores de Pemex apareció para protestar en contra de Javier Inés Ramos Juárez, quien aspira ser delegado departamental de los jubilados. “Compañeros, Javier Ramos, siendo secretario general defraudó a los ahorradores y permitió que liquidaran a más de cuatro mil compañeros, por eso, Javier es traidor. Por eso no eres de nuestra confianza, te rechazamos”, eran parte de las consignas que se leían.

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO