En realidad, sería increíble una actitud del PRI, del PAN y del PRD, en estos momentos de duro cierzo invernal, poniéndose a expensas del mejor postor (en este caso MORENA), para conciliar “intereses” y doblegar votos en el Congreso federal a favor de los dictados del nuevo gobierno. No se podría asegurar lo mismo en el caso del Verde Ecologista y de Movimiento Ciudadano, cuya flexibilidad “ideológica” está poniéndose a prueba, el Partido del Trabajo sufre crisis de conciencia y en ese tránsito aún o da color sobre qué actitud adoptará. No falta mucho para comprobarlo, será en la medida en que se vayan presentando las iniciativas de reformas legislativas acordes con la “Cuarta Transformación”, entonces sabremos cómo orientarán sus votos, aunque a cambio de qué, quién sabe.