La policía municipal de Orizaba y el director de Gobernación con licencia, Juan Ramón Herebia, mantienen abiertas varias recomendaciones ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos, la mayoría sin acatarse en las últimas dos administraciones municipales, quienes optaron por mantener al funcionario en el cargo.

La comisión ha comprobado que los elementos de la corporación y el funcionario municipal incurren en delitos de autoridad, detenciones ilegales, uso excesivo de la fuerza pública, entre otras violaciones como agresiones a menores de edad con gas lacrimógeno, así como en contra de comerciantes e indígenas.

La mayoría de los señalamientos de la CEDH, a cargo de Namiko Matzumoto Benítez, han sido desatendidos, tanto por el actual presidente municipal del PRI, Igor Fidel Rojí López e incluso por el ex alcalde, Juan Manuel Diez Francos, quien también es militante del tricolor.

Por esta razón incluso la CEDH está en posibilidad de solicitar la comparecencia de Rojí López, actual alcalde de Orizaba, ante el Congreso de Veracruz, según establecen sus mismas recomendaciones.

Hay que recordar que tanto el director de gobernación Juan Ramón Herebia y 6 policías municipales están involucrados en el asesinato de los hermanos Román y Ernesto Pérez González, hecho que generó indignación en Veracruz al tratarse de profesionistas sin antecedentes criminales.

Los policías fueron vinculados a proceso recibiendo 2 años de prisión preventiva oficiosa, mientras que el director de Gobernación solicitó licencia al cargo.

 

LARGO ANTECEDENTE

Desde 2013 al 2018 el ayuntamiento de Orizaba y sus policías municipales han generado 10 recomendaciones por violaciones a Derechos Humanos. En cuanto al cumplimiento de los últimos seis expedientes el organismo no registra ningún avance en uno, en el resto registró cumplimientos de 48, 55, 40, 21 y 62 por ciento.

La recomendación 32/2018 hasta el momento tiene un 0 por ciento de cumplimiento. Aunque esta se hizo desde el mes de julio y corresponde al actual gobierno de Rojí López atenderla.

La recomendación anterior 17/2017, que el gobierno de Juan Manuel Diez Francos tampoco acató, apenas tiene un 48 por ciento de cumplimiento.

Según el expediente CEDH/1VG/COR/381/2017, de la recomendación 32/2018, elementos de la Policía Municipal de Orizaba privaron de la libertad a un ciudadano sacándolo de su domicilio sin una justificación.

 “Sin motivo me detuvieron, con lujo de violencia me tiraron al suelo, me esposaron, me llevaron a la comandancia de policía de Orizaba, donde me tuvieron más de dos horas sin darme una explicación.

 “Incluso, un policía que labora dentro de las instalaciones policíacas, en tono burlón, me dijo, ‘ya te voy a rapar’, debido a que tengo el cabello largo, luego de ese tiempo, un abogado supongo que trabajador del jurídico de la policía, me dijo “ya te puedes retirar” no hay delito que perseguir”.

Esto ocurrió el 16 de junio de 2017 y la CEDH encontró que la policía municipal actuó alejada del estándar normativo, pues no se encontraban realizando actos de investigación de hechos posiblemente constitutivos de delito; ni contaban con un mandato emitido por la autoridad competente que justificara la detención de la víctima.

Se instruyó al presidente Municipal de Orizaba a girar instrucciones para capacitar eficientemente a los elementos de la Policía Municipal, en materia de promoción, respeto, defensa y garantía de los derechos humanos, específicamente al derecho a la libertad y seguridad personales e intimidad.

En cuanto a la recomendación 17/2017 la CEDG involucra al director de Gobernación Juan Ramón Herebia, quien ordenó la detención ilegal de una persona, vulnerando su derecho a la libertad y seguridad personales y el derecho a la integridad personal.

 “Llegaron varias patrullas y se metieron policías, me sacaron a golpes pues me aferré a un tubo y ahí a jalones y golpes me sacaron, me pusieron en la batea arrancaron y me golpeé en la cabeza, me llevaron a la Inspección donde me pegaron en un cuarto varios policías.

 “Incluso el mismo JRH quien les decía a los policías que me dieran duro que incluso si me moría nadie se había dado cuenta (…);  me llevaron a una celda y me raparon por órdenes del Señor JRH, recibí golpes en todas las partes de mi cuerpo; luego me llevaron a unos baños y querían que dijera que era halcón”.

 “MGS fue detenido ilegalmente el seis de abril de dos mil dieciséis por elementos de la Policía Municipal de Orizaba, Veracruz, al mando del C. JRHH, Director de Gobernación Municipal de dicho lugar.

 “Durante la detención del ciudadano se hizo uso injustificado de la fuerza, causándole afectaciones en su integridad personal, pues se acreditó que los elementos responsables lo golpearon y raparon”.

La comisión solicitó al entonces presidente municipal a determinar la responsabilidad a través del correspondiente procedimiento administrativo y/o disciplinario y capacitar  eficientemente a los servidores públicos involucrados en el caso.

La recomendación tiene un 48 por ciento de cumplimiento, pese a que fue emitida en 2017, por lo que la víctima no ha accedido a los recursos del Fondo y Reparación Integral, aunque se implementó un proceso administrativo y disciplinario sin garantizar su revictimización.

ORIZABA REALIZARON MÁS ABUSOS EN 2016

En 2016 la CEDH generó 4 recomendaciones al ayuntamiento de Orizaba por distintas violaciones de derechos humanos de sus policías municipales, en una también se involucró a Herebia.

Según la recomendación 29/2016 establece agresiones de los elementos municipales de Orizaba contra 12 personas indígenas, todos comerciantes, incluyendo a un menor de 13 años de edad, durante dos desalojos en los que utilizaron toletes y gas lacrimógeno.

 “El día 20 de febrero del año en curso, acompañaba a mi hermana que vendía juguetes, cuando llegaron unos policías, rociaron gas lacrimógeno y como se quería llevar a mi hermana, la jalé y un policía me empujó con fuerza y me tiro al suelo donde me lastimé una mano”, relató el menor.

 “Llegaron unos policías y nos empezaron a empujar con sus escudos, me echaron gas en los ojos y me golpeó con su mano un policía en el hombro derecho, me duele mucho, sin motivo me golpearon”, acusó otro de los comerciantes golpeados.

La CEDH comprobó que elementos de Orizaba realizaron detenciones los días veinte de febrero y cinco de abril del año en curso, existiendo motivo y fundamento legal, ya que procedieron en contra de vendedores ambulantes sin permisos.

No obstante, el organismo también acreditó que policías adscritos a la Dirección de Seguridad Pública Municipal del citado Ayuntamiento, incurrieron en actos consistentes en el uso desproporcionado e indebido de la fuerza pública.

 “Para desalojar del ‘Parque Castillo’ y del Mercado ‘Melchor Ocampo’, de ese Municipio, a vendedores indígenas provenientes de Ixhuatlancillo, Veracruz, violentando con ello su derecho a la integridad personal”

El alcalde, Juan Manuel Diez Francos, solo cumplió en un 55 por ciento la recomendación, al no dar cursos de capacitación a los policías en respeto a los Derechos Humanos, tampoco implementó  una guía sobre el uso de la fuerza pública.

En la recomendación 33/2016 se comprobó que los policías municipales detuvieron un autobús para proceder en contra de comerciantes de Ixhuatlancillo, como parte de un operativo de Policías Municipales y Tránsito Municipal.

Los hechos ocurrieron el 5 de abril del dos mil dieciséis y la comisión comprobó las acciones arbitrarias en que incurrieron los servidores públicos señalados como responsables, violentando los derechos de integridad personal de 3 personas.

Dicha recomendación apenas y registró 40 por ciento de cumplimiento, sancionando a 6 elementos responsables, pero sin pagar una indemnización justa a los afectados e implementar cursos en Derechos Humanos.

La recomendación 37/2016 demostró que un ciudadano fue detenido ilegalmente el 26 de septiembre de 2015 por elementos municipales, al salir de un bar con una amiga.

 “Abordó el carro y me bajó a golpes, rasgando mi ropa; mientras el resto de los oficiales jaloneaban a mi papá y a mi amiga para que no interviniera, los tenían sometidos. Cuando la oficial logró bajarme del auto a golpes me aventó al piso, azotó mi cabeza sobre el pavimento y me puso de rodillas mientras me esposaba con golpes e insultos. Me levantó agresivamente del piso y ella y su compañera me llevaron a la batea de la patrulla”.

Dicha recomendación solo generó 21 por ciento de cumplimiento, al no implementar debidamente un procedimiento administrativo disciplinario, además de que no se pagó indemnización al afectado, no se capacitó a los servidores públicos involucrados y no hubo garantías de no revictimización.

Finalmente, la recomendación 42/2016 también involucra al director de Gobernación con licencia, Juan Ramón Herebia y policías municipales por agredir a un vendedor de dulces.

“Quedó debidamente acreditado que el 16 de marzo de 2016 elementos de la policía municipal adscritos al H. Ayuntamiento Constitucional de Orizaba, Veracruz, detuvieron de manera ilegal al C. RZM, de ocupación comerciante y lo despojaron de la mercancía que llevaba, vulnerando sus derechos humanos a la libertad y seguridad personales, a la propiedad y a la seguridad jurídica”.

Según la victima el director de Gobernación lo insultó supuestamente por vender en un lugar prohibido sus productos, aunque contaba con permiso para hacerlo, ordenando posteriormente su detención.

“Un oficial que venía con él, robusto y pelón se bajó también y nos preguntó que si teníamos permiso, se lo mostré y luego me pidió mi identificación, y el otro señor no traía permiso, el oficial se dirigió al director de Gobernación Municipal y le dijo que si traía permiso.

 “El director de Gobernación Municipal dijo ‘me vale madre’ tomó su radio y llamó a las patrullas una de ellas la número 69, cuando se bajaron los efectivos, les ordenó de manera prepotente y con groserías, haber cabrones, levántenme estas chingaderas”.

Por esta recomendación el presidente municipal apenas y generó un 62 por ciento de cumplimiento, implementando un procedimiento administrativo contra Herebia y 3 policías municipales, así como una oficial.

Aunque restituyeron los productos parcialmente y el dinero que el comerciante perdió por su detención, no se implementaron cursos de capacitación a los responsables.

ES COSTUMBRE DE POLICÍAS VIOLAR DERECHOS HUMANOS EN ORIZABA

En 2015, según la recomendación 10/2015, la CEDH encontró que elementos municipales incurrieron en abusos de autoridad en contra de un ciudadano y su hija menor de edad.

Los abusos se perpetraron el 23 de febrero de 2014, cuando inspectores de comercio y policías agredieron a un vendedor de globos.

 “Durante el trámite del expediente, se acreditó que efectivamente “C1”, así como su menor hija, fueron objeto de malos tratos atribuibles a “S1”, “S2”, “S3” y “S4”, Inspectores de Comercio, adscritos a la Dirección de Comercio, así como de elementos de la Policía Municipal de Orizaba”.

En 2013, al inicio del gobierno municipal de Juan Manuel Diez Francos, se emitió la recomendación 04/2013 al edil, por agresiones de policías a un ciudadano y sus dos hijos.

 “Esto debido a que un ciudadano manifestó hechos violatorios de sus derechos humanos y de sus menores hijos “R1 y R2” atribuidos a elementos de la Policía Municipal de Orizaba”.

El 10 de mayo del año de 2012 los detuvieron y lesionaron de manera injustificada, lo que se pudo acreditar por el organismo.

“Durante el trámite del expediente en estudio, quedo plenamente demostrado que el diez de mayo del año dos mil doce, alrededor de las veintidós horas con treinta minutos, en la calle Francisco I. Madero Norte esquina con poniente 2 de la Colonia Centro de la ciudad de Orizaba, Veracruz, “C1” y su menor hijo “R1”, fueron detenidos por “S1, S2 y S3”, elementos de la Policía Municipal de Orizaba, Veracruz, sin que mediara orden de presentación, detención, aprehensión o reprehensión”.

En la recomendación No. 9/2013 la CEDH también encontró violaciones a los derechos humanos de una ciudadana por parte de la administradora de un mercado y de elementos municipales.

Finalmente en la recomendación 50 /2013 se comprobó que un ciudadano fue intervenido de manera injustificada por “S1 y S2” elementos de la Policía Municipal de Orizaba, sin que contaran con mandamiento emitido por autoridad competente, o en su caso sin que fuera sorprendido en la comisión flagrante de una conducta delictiva.

Estas últimas recomendaciones, según la Comisión, fueron acatadas por la autoridad responsable, en este caso el presidente municipal.

Xalapa- 2018-11-0415:27:06- Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO