Orizaba- 2018-11-0212:47:42- Agencias/ El director de gobernación Juan Ramón Herebia Hernández, se pronunció a favor de que las autoridades de la Fiscalía General del Estado, esclarezcan los hechos ocurridos la madrugada del pasado jueves, por lo que determinaron poner a disposición de las autoridades a seis elementos que participaron en el operativo donde fallecieron los dos profesionistas.

En rueda de prensa en el ayuntamiento local, Herebia Hernández destacó que en todo momento las autoridades del ayuntamiento de Orizaba participarán en lo que la Fiscalía General del Estado les requiera para esclarecer de manera puntual los hechos ocurridos, por lo que determinaron entregar todos los elementos necesarios a la investigación de las autoridades.

Asimismo el director de Gobernación destacó que es reprobable la actitud de ciudadanos que señalan en redes sociales al mando y su policía, así como a los dos jóvenes que perdieron la vida en el operativo policiaco, por lo que solicitó no vertir opiniones que sólo fomentan el rumor y la calumnia.

Los hechos

El parte policiaco habla de un “enfrentamiento” con los dos hermanos. Pero uno estaba en su casa y el otro llegó buscando auxilio; parece que evitó un alcoholímetro, razón suficiente para que lo persiguieran y lo asesinara. Los policías dijeron que las 5:00 horas del 31 de octubre “una camioneta Jeep Blanca a exceso de velocidad en la cual se observan dos personas en el interior aceleró al ver la patrulla, por lo que iniciaron una persecución. Abrieron fuego contra los oficiales, dijeron.

El reporte policiaco además dice que los dos hermanos “se bajaron de la unidad” y “uno de ellos portaba una pistola plateada con negro”, con “la que disparaba hacia los policías”, hecho por el que “repelieron” la agresión.

Pero los padres de los dos profesionistas abatidos narraron que la versión policiaca es un montaje. Uno de los muchachos estaba dentro de la casa. Y frente a ellos, la escena del crimen fue manipulada. Román era profesor. Ernesto, odontólogo. Dejaron huérfanos a menores de edad y viudas a sus esposas.