Ya está completamente delineado el equipo de trabajo integrado por Cuitláhuac García para acompañarse en la grave encomienda de gobernar Veracruz en un contexto social y político bastante complicado, cuál debe ser cuentan con el beneficio de la duda sobre su desempeño en la encomienda conferida. Pero bueno será tomen conciencia de la responsabilidad que asumen ante su jefe, el gobernador, y, sobre todo, con quien les pagará sus emolumentos, el pueblo veracruzano; luego entonces, transcurrido un tiempo razonable, en caso de no poder con el paquete lo mejor sería renunciar, no apegarse al puesto, porque no estar capacitado para un buen desempeño y proseguir cobrando por lo que no se hace o se hace mal, es, debe ser, tildado como corrupción. Y este es un punto que la nueva Constitución Moral debiera incluir entre sus principales postulados.