Desde el Café

Bernardo Gutiérrez Parra

El jueves 8 de este mes, un sujeto entró al gimnasio Sport de Ciudad Mendoza y mató de nueve balazos a la joven Valeria Cruz Medel de 22 años, estudiante de la Facultad de Medicina de la Universidad Veracruzana.

Con una celeridad sorprendente la Fiscalía General del Estado anunció a las pocas horas que tenía identificado al asesino.

El vocero de la dependencia Miguel Ángel Yunes Linares, dijo en conferencia de prensa que el sujeto era miembro de un grupo delictivo, le decían el “Richy” y había matado a la joven por un lamentable error al confundirla con una mujer perteneciente a una banda rival.

Aja, ¿y el Richy fue detenido?

No, fue asesinado horas después en el interior del vehículo en el que huyó después de cometer su fechoría y quienes lo mataron fueron presuntamente sus compinches. Pero está plenamente identificado como el asesino de Valeria.

Yunes presentó fotos en vida del supuesto asesino y las comparó con las del individuo que horas antes había sido privado de la vida. Checaba el rostro, los tatuajes, checaban los zapatos cuyas huellas habría dejado en el gimnasio, checaba todo, dijo.

Aunque nadie le creyó, las cosas quizá hubieran quedado de ese tamaño de no ser porque este miércoles, se dio a conocer que un sujeto llamado Ricardo N y apodado el Richy, de la misma edad, complexión, tatuajes y también ligado a la delincuencia como el presunto asesino de Valeria, había sido encontrado asesinado a balazos en la comunidad El Infiernillo del municipio de Maltrata.

El cadáver, que estaba en avanzado estado de descomposición, fue descubierto el día 17 y fue reconocido por su madre el miércoles 21 gracias a los tatuajes y a unos brackets. La mujer lo reclamó para sepultarlo, pero las autoridades dijeron que primero le harían los exámenes de ADN.

Con esto la versión de Yunes se cuarteó, pero el gobernador no dio su brazo a torcer al señalar que el cadáver de Maltrata podría tratarse de otro Richy. El problema es que el sujeto llevaba puesta una hebilla y unos tenis Adidas muy similares a los del individuo cuyas fotos presentó el propio gobernador como las del Richy que mató a Valeria. Además de la complexión, edad, tatuajes, etc. etc.

Yunes reiteró que el sujeto que apareció ejecutado el mismo día que asesinaron a Valeria (y al que ya no llamó Richy) es quien le quitó la vida a la joven y que el caso está cien por ciento resuelto.

¿Seguro, gobernador?

¿Cómo puede tener esa certeza cuando el 8 de noviembre presentó las fotos de un sujeto que según él era el Richy, y nueve días después el Richy de esas fotos aparece asesinado en Maltrata?

Este sería el primer caso en la historia de un sujeto que es asesinado dos veces y en el mismo mes.

El asunto puede complicársele tanto al gobernador como a su Fiscal Jorge Winckler (quien por cierto no ha dicho ni media palabra sobre el caso), y degenerar en una bronca mayúscula para ambos.

Si el Richy de Maltrata y el Richy de las fotos son la misma persona, ¿quién es entonces el individuo que apareció asesinado en una camioneta horas después de que mataran a Valeria? ¿Fue en realidad el autor del asesinato de la estudiante universitaria?

Por el bien de la justicia ojalá estas preguntas las responda a cabalidad una potestad competente y no Yunes Linares, que no tiene autoridad jurídica para ello y sin embargo ha sido ajonjolí de todos los moles.

Aparte de gobernador MAYL ha sido investigador, vocero y hasta titular de la Fiscalía veracruzana ante la complacencia de su lacayo Jorge Winckler.

Sin duda por eso es que la justicia estuvo tan jodida en estos dos años del “Gobierno del cambio”.

bernardogup@nullhotmail.com