2018-11-2810:36:41- Agencias

 

El despacho de abogados que representa al escultor, quien mantuvo una larga y discreta relación con Bosé, ha emitido un comunicado para informar que la demanda de su cliente ha sido admitida a trámite.

 

Ha pasado poco más de un mes desde que el nombre del escultor y diseñador Nacho Palau dejara de ser conocido únicamente en los círculos relacionados con su profesión para aterrizar a lo grande en el panorama de la crónica social española: todo ello a cuenta de la demanda que interpuso contra el cantante Miguel Bosé que, hasta entonces, se creían exclusivos del astro de la música.

 

De esta forma la opinión pública pudo conocer algunos detalles de la discretísima relación sentimental -desconocida para la mayoría de periodistas y expertos del mundo del corazón- que había mantenido la expareja durante cerca de once años, como informó en un primer momento Carmen Rigalt en su columna de El Mundo , y sobre todo a cuenta de una separación que no se había producido en términos precisamente cordiales.

 

Este miércoles, el despacho de abogados que representa a Nacho Palau, el mismo que dio a conocer públicamente la interposición de la citada demanda, ha publicado otro comunicado para informar de que un tribunal ha admitido a trámite su acción legal y que, por tanto, ambas partes tendrán que verse probablemente las caras en el juzgado para determinar la forma en que gestionarán la crianza de los pequeños Diego, Tadeo, Ivo y Telmo.

 

Según la citada nota de prensa facilitada por el bufete Ortolá Dinnbier, el artista valenciano habría solicitado al juez la imposición de “acciones de filiación paterna no matrimonial con fundamento en la posesión de estado”, así como “una acción acumulada para el establecimiento de medidas paternofiliales de hijos no matrimoniales”, medidas destinadas a propiciar que los cuatro hermanos vuelvan a vivir juntos tras un largo período en el que dos de ellos han venido residiendo con Bosé en México, y los otros dos restantes con Palau en la ciudad de Valencia.

 

El recurso judicial también exigiría la aplicación de una “acción subsidiaria para el reconocimiento y fijación de un derecho de relación de allegados” y de “medidas cautelares para el establecimiento urgente de visitas y alimentos”, de lo que se desprende el deseo del escultor de dar entidad legal y apuntalar oficialmente esos derechos que le corresponderían como padre de los niños, independientemente de que Bosé y él nunca llegaran a casarse.

 

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO