POR SI ACASO…
Carlos JesúsRodríguez Rodríguez

*Veracruz arde y gobierno calla
*Se ignora el plan de SP de Cuit

FALTAN DOCE días para que Cuitláhuac García Jiménez asuma el poder como Gobernador constitucional del Estado, y a la fecha poco se sabe de la ceremonia en la que asumirá funciones, salvo que lo hará en el primer minuto de Diciembre, esto es, a las 12:01 del primer sábado del mes navideño, no siendo, precisamente, el primer gobernante que así lo hace, ya que Dante Alfonso Delgado Ranero asumió la titularidad del Poder Ejecutivo la noche del 1 de Diciembre de 1988 para completar una gestión de cuatro años el 30 de Noviembre de 1992 en sustitución de don Fernando Gutiérrez Barrios. Pero algo no queda claro con el próximo Gobierno, a no ser los afanes del futuro Secretario o responsable de la política interna Erick Patrocinio Cisneros Burgos de que el Congreso Local –a instancias, por supuesto del propio cuenqueño- destituya al Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz que, a decir verdad, merece que lo remuevan por esa actitud altanera, burlona y de total abuso de autoridad en torno a cientos de asuntos que eran de interés del Ejecutivo, valiéndose de jueces cómplices que, también, se sabe, serán objeto de investigación al existir visos de haber pervertido el ejercicio de la ley con tal de agradar al poder, lo que podría motivar destituciones y hasta apertura de procesos, iniciándose en la próxima administración una abierta persecución contra quienes serán los antecesores que ojalá y no los distraiga demasiado del asunto vital que es gobernar y dar resultados a los gobernados, pues solo el fin de semana hubo doce muertos –entre ellos tres policías-, secuestros y robos con violencia en los que falleció la dueña de un establecimiento de comida.

Y ES que a decir verdad, a doce días del cambio constitucional se desconoce quiénes serán los garantes de la seguridad, esto es, el futuro Secretario de Seguridad Pública que, se insiste, sería el abogado Hugo Gutiérrez Maldonado, un hombre cercano a Andrés Manuel López Obrador y quien, de acuerdo a quienes le conocen, es un experto en seguridad, aunque a estas alturas ya debería tener un plan preciso para el combate de ese cáncer que lacera a la sociedad, y que en zonas como el centro, concretamente, Córdoba, Orizaba, Yanga y Ciudad Mendoza, por solo citar algunos municipios, se ha convertido en un infierno, sin pedirle nada a la región Sur con Coatzacoalcos, Minatitlán, Acayucan y Cosoleacaque a la cabeza, a cuyos alcaldes les interesa más la grilla en la capital del Estado que asumirse como autoridades locales, mientras que en Acayucan los negocios familiares no se han hecho esperar. Allí pulula el nepotismo y la entrega de la obra pública a familiares, mientras que la inseguridad va al alza provocando protestas acalladas por la delincuencia seguramente protegida desde el poder, ya que uno de los hermanos del actual alcalde, Cuitláhuac Condado, además de fungir como secretario y principal asesor, fue un subprocurador muy cuestionado con Javier Duarte. En el sur la inseguridad avanza mientras la población lamenta el haber elegido semejantes autoridades.

COSOLEACAQUE ES otro de los puntos donde el cobro de piso sigue provocando muertes, lo mismo que en Minatitlán y Acayucan, y prueba de ello es el asesinato de Ariel D., propietario de una talachera que se negó al pago de las exigencias y, sin más, fue masacrado como ejemplo al salir de una tienda de conveniencia. En este espacio lo hemos dicho: al alcalde de Cosoleacaque Cirilo Vázquez Parissi es más fácil encontrarlo en las plazas comerciales de Xalapa o en restaurantes caros de la ciudad de México que en su tierra, razón por la cual el municipio se encuentra desprotegido y sin control, y eso mismo sucede con otros ayuntamientos del sur, de tal suerte que en Coatzacoalcos se refuerza la versión de que Víctor Manuel Carranza Rosaldo sería removido del puesto apenas iniciado el Gobierno de AMLO o Cuitláhuac García Jiménez, pues hasta este lunes aún se analizaba qué posición podrían darle en alguno de los gabinetes que no sea un estorbo pero, tampoco, un inoperante con ideas.

POR ELLO preocupa que García Jiménez, a diferencia del Presidente electo Andrés Manuel López Obrador, mantenga silencio en torno a quiénes serán los garantes de la seguridad, sobre todo porque la desaparición de mujeres continúa, como ocurrió el pasado fin de semana con dos jóvenes del puerto de Veracruz. En un primer caso, la madrugada del sábado se informó la desaparición de Meli Maslow, a quien se vio por última vez entre las 3 y 4 de la mañana. A través de las redes sociales sus familiares pidieron la colaboración a quien tuviera datos que ayuden a la localización de la joven y se aportaron números telefónicos para cualquier información. En otro hecho, el domingo se reportó la desaparición de otra joven mujer tras salir del bar denominado “La Conquista”, ubicado sobre la avenida Cortés, en una base de taxi, hasta donde presuntamente la acompañaron varias de sus amigas dizque para garantizarle un viaje seguro, o el trascendido secuestro de un joven estudiante del Instituto Tecnológico de Poza Rica identificado como Cristian Azael G. B., presuntamente “levantado” la noche del domingo por sujetos armados que se desplazaban en un vehículo de alquiler, al parecer el número 1045 de esa ciudad. Los hechos se registraron alrededor de las 21:00 horas en la colonia Las Granjas, cuando vecinos reportaron que al lugar llegaron sujetos armados en un taxi al que subieron al muchacho por la fuerza., mientras familiares y amigos difundieron el hecho a través de las redes sociales.

VERACRUZ ESTÁ que arde en materia de inseguridad, y hasta el momento ni Cuitláhuac García ni Patrocinio Cisneros se han dado tiempo –como lo ha hecho AMLO- para informar en torno a la estrategia de seguridad que seguirá el futuro Gobierno, lo que ya tiene preocupados a empresarios, comerciantes y profesionistas que han sido víctimas de extorsiones, amenazas de secuestro o asesinato si no cooperan. Operar de un día para otro esos temas será, sin duda, un fracaso, como lo han sido las políticas desarrolladas en la materia por los dos últimos gobiernos. Y es que de acuerdo a la estadística del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) en ocho meses –Enero a Agosto de este año- se han cometido en el Estado 2 mil 57 robos a negocios, y la zona conurbada Veracruz-Boca del Río-Medellín concentra el 44 por ciento de los delitos reportados, pero Xalapa va en ese rumbo, mientras que en homicidios dolosos Veracruz se sitúa entre los diez Estados con mayor número de ejecuciones hasta Octubre, y qué decir de feminicidios y secuestros. Por ello, tal vez, sería vital que el futuro Gobernador convoque a conferencia de prensa para dar a conocer un adelanto de su Programa Estatal de Desarrollo que a la fecha se desconoce, si ya lo tiene, pues la relación del inmediato gobierno con los medios de comunicación no se observa de mucha apertura, o al menos eso se advierte, por lo que ojalá no imite la “sana distancia” que ejerció Yunes con los periodistas. Así las cosas. OPINA carjesus30@nullhotmail.com