Ante la falta de trabajo en el municipio y la región  en el año que está por terminar, más de tres mil personas entre obreros, ayudantes y mano de obra calificada, emigraron a los estados del norte en busca de empleo, así lo aseguró Benigno Pérez Reyes, secretario general del sindicato de la construcción CTM.

Explicó, el éxodo de estas personas a los diferentes estados del país  de alguna forma destruye a las familias, “los desintegra, por que se van, padres, hermanos e hijos, quienes no saben si los volverán a ver”.

Pérez Reyes afirmó en su municipio no hay trabajo, en la región hay un poca, pero son miles y miles las personas que no tienen empleo, “hasta profesionistas de acomodan en lo no es su ramo con tal de tener chamba”.

El dirigente indicó, la esperanza de de los pocos obreros y manos calificada que quedan en su  municipio, están puesta en el boom económico que traerán las zonas Especiales Económicas de  las que tanto se han hablado.

Oteapan- 2018-11-29 René Martínez /Redacción/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO