Viernes contemporáneo

Por Armando Ortiz

Cuando desde Libertad bajo Palabra señalamos lo que desde nuestro punto de vista era ONEA, “Organización Nacional de Empresarios Anticorrupción”, recibimos una andanada de descalificaciones de una organización que de acuerdo con su acta constitutiva tiene como objetivo “difundir, proteger y defender el derecho a la información y el ejercicio de la libertad de expresión hacia toda la sociedad”. Pues esta organización es la que pretende que la nueva Legislatura tenga como primer objetivo hacer juicio político al fiscal Jorge Winckler. No es una novedad, el propuesto secretario de Gobierno ha pregonado a los cuatro vientos que Winckler será llamado a cuentas. Iván Gidi, representante de ONEA, envía al H. Congreso del Estado de Veracruz un escrito en el que se anota: “Vengo a presentar en nombre y representación de ONEA, ante esa Soberanía escrito de denuncia y solicitud de JUICIO POLÍTICO, contra del C. JORGE WINCKLER ORTIZ,”. Cabe mencionar que el documento trae leyes, artículos de la Constitución, puntos importantes por los que un funcionario público debe ser llevado a juicio político. En uno de esos apartados, por fin, anota la razón por la que piden juicio político para Winckler: “ha incurrido en actos u omisiones que constituyen perjuicio a los intereses públicos fundamentales y a su correcto despacho, al violar sistemáticamente garantías individuales y sociales; e infraccionar en forma intencional la Constitución Política y la Ley Orgánica de la Fiscalía General del Estado”. La única prueba visible que muestran es que el Ejecutivo en su momento promovió a su abogado para Fiscal.

Alcalde de Orizaba renuncia a Juan Ramón Herebia

El alcalde de Orizaba, Igor Fidel Roji, acompañado de Román Pérez Martínez, padre de los dos jóvenes asesinados, presuntamente por policías a la orden de Juan Ramón Herebia, leyó un documento donde pide la renuncia del director de Gobernación de Orizaba. La carta de renuncia dice lo siguiente: “Presente: Juan Ramón Herebia Hernández/ Por este conducto le comunico que con las facultades que me confiere de los distintos ordenamientos que resultan aplicables en la materia, le comunico que con esta fecha queda usted destituido de su cargo que le fuera conferido el primero de enero del año en curso. Lo anterior obedece al compromiso adquirido por el suscrito, con el señor Román Pérez Martínez, después de las pláticas sostenidas el día de hoy en palacio municipal”. La renuncia de Juan Ramón Herebia era una de las peticiones del padre de los jóvenes asesinados, quien responsabiliza al director de Gobernación por la muerte de sus hijos Román y Ernesto. El padre de los jóvenes agradeció al alcalde de Orizaba la disposición al diálogo, así como que hay favorecido su petición de destituir a Juan Ramón Herebia quien tiene ya varias acusaciones en su contra. Vale mencionar que el alcalde se tardó para renunciarlo, porque tuvo que esperar la presión de muchos sectores de la sociedad orizabeña que ya estaban hartas de los abusos de este funcionario.

López Obrador aspira a ser el mejor presidente de la historia de México; pero si no habla, revienta

Cómo dicen en el pueblo: «Si no hablas, revientas». Eso es lo que le pasa a Andrés Manuel López Obrador, quien aspira a ser el mejor presidente de la historia de México, y empezó bien, pues en las elecciones obtuvo una votación histórica. Pero no se puede aspirar a ser el mejor presidente de México y tener la piel tan delgada. López Obrador no aguanta la crítica, no aguanta que algunos no entiendan sus proyectos, su manera de hacer las cosas; no aguanta que le digan que está haciendo las cosas mal. Así, con esa actitud, difícilmente podrá ser el mejor presidente en la historia de este país. Y no que hayamos tenido muy buenos presidentes, porque en los últimos sexenios tuvimos presidentes que rayaban en la imbecilidad, como Fox, cojeaban en el alcoholismo como Calderón y pecaban de estupidez como Peña Nieto. Va estar muy difícil que López Obrador no sea mejor que éstos. En un video que circula ya en las redes sociales AMLO no pudo evitar mencionar la portada de la revista Proceso, esa que dice: “AMLO se aísla. El fantasma del fracaso”. Sobre el tema el presidente electo dijo: «Muy sensacionalista, amarillista la revista, pero es normal… Así es la libertad, así es la democracia, es pluralidad, es libertad de expresión, no es pensamiento único y yo no aspiro a ser un dictador. Yo aspiro a representar una república democrática». ¡Ay AMLO; si no hablas, revientas!

aortiz52@nullhotmail.com