Tras su renuncia al PAN, el ex presidente Felipe Calderón anunció que prepara la creación de un nuevo partido político, y su esposa, Margarita Zavala, quien fuera efímera candidata independiente a la presidencia de la república, ubica a la potencial organización como de derecha, lo cual avisa de antemano cuál será el universo social donde buscará sus afiliados, nada nuevo porque además ambos personajes son bastante conocidos en el ámbito político nacional. Por otro lado, acá en la aldea, renunció al PRI Gonzalo Morgado Huesca y también anuncia pretensiones de crear un partido político, estatal, debe suponerse. En este caso surge la interrogante ¿qué sector de la población veracruzana pudiera alimentar la membresía de ese hipotético nuevo partido? Ya se sabe que gente para encabezar la idea no falta, allí están los que se quedaron fuera del AVE, del PES, del PANAL, etc., y saben del disfrute de las prerrogativas, de las candidaturas plurinominales y otras canonjías del poder, su dificultad podría ser que en los nidos de hogaño ya no hay muchos pájaros de antaño.