Al finalizar el sexenio de Felipe Calderón, la paridad cambiaria se encontraba en 12.9390 pesos por dólar, sin embargo, a un día del cierre de la gestión de Enrique Peña Nieto, el tipo de cambio alcanzó un precio de 20.2745 pesos por dólar, lo que implicó una depreciación de 56.69%, equivalente a una pérdida de 7.3355 pesos.

Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, que está a unas horas de llegar a su fin, la moneda mexicana registró una cotización máxima de 21.9300 pesos por dólar, los días previos a la toma de posesión del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el pasado 20 de enero del 2016.

El nivel mínimo se ubicó en 11.9599 pesos por billete verde, alcanzado el 9 de mayo del 2013, a pocos meses de haber asumido la presidencia, cuando había optimismo por la presentación de su Programa de Infraestructura.

Aumenta la tasa

En el periodo de Peña, la tasa de interés de referencia del Banco de México (Banxico) inició con un nivel de 4.5%, sin embargo, a mediados del 2017, dicha tasa disminuyó hasta 3%, marcando un nivel mínimo histórico derivado de la inflación que en esa fecha se encontraba por debajo de 3 por ciento.

A un día del cierre de la administración actual, la tasa de referencia está en 8%, comparado  con el inicio, lo cual representa un avance de 3.5 puntos.

El Bono M a 10 años inició el sexenio en 5.935% (3 de diciembre del 2012) y cerró en 9.10%, un incremento de 3.165 puntos, observándose una cotización máxima de 9.25% el 27 de noviembre del 2018, mientras el rendimiento mínimo se situó en 4.70%, registrado el 9 de mayo del 2013.

En picada

Durante los seis años de gestión del aún presidente, el precio del crudo de Estados Unidos, West Texas Intermediate (WTI), comenzó con un precio de 88.91 dólares y cerró en 51.45 dólares, registrándose un precio máximo de 109.82 dólares y un mínimo de 26.55 dólares por barril.

El petróleo Brent del Mar del Norte fluctuó entre 116.12 y 27.88 dólares por barril, mientras la mezcla mexicana cotizó en un rango de 104.43 y 18.90 dólares por barril, observándose un precio de comienzo de 97.7 dólares y un cierre de 53.66 dólares por barril.

El analista de CIBanco, James Salazar, anticipó que el escenario del peso para la gestión de Andrés Manuel López Obrador, que comienza mañana, luce complicado sobre todo en el primer año.

De existir más nerviosismo las cotizaciones podrían llegar hasta 22.50 pesos por billete verde.

Peso cerró la jornada con ligera depreciación

El tipo de cambio finalizó la jornada del jueves en un precio de 20.2745 pesos por dólar en operaciones interbancarias, con respecto a las últimas transacciones del miércoles (20.2435 pesos), significó una ligera depreciación de 0.15%, esto es una pérdida de valor de 3.10 centavos.

En las operaciones electrónicas, a las 8 de la noche, la paridad peso-dólar operó en un precio de 20.2645 pesos por dólar, frente al cierre de las negociaciones previas (20.2745 pesos), resultó una moderada recuperación de 0.05 por ciento.

La moneda reaccionó negativamente ante el anuncio de las minutas del Banco de México (Banxico), donde destacó que existe incertidumbre para el crecimiento económico del país, además, de la existencia de presiones inflacionarias. En el mercado de cambios  están a la espera de la reunión del G20 en Buenos Aires, Argentina, con los ojos puestos en las pláticas entre los mandatarios de Estados Unidos y China en materia comercial. Adicionalmente, este 1 de diciembre será la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador como presidente de México, por lo que es poco probable que los participantes del mercado incrementen sus apuestas a favor del peso este viernes.

Con información de ElEconomista