Al inaugurar el foro temático de consulta “Financiamiento educativo, salarios, prestaciones y derechos de los trabajadores de la Educación”, la diputada Ana Karina Rojo Pimentel (PT) afirmó que es necesario establecer las bases para mejorar la administración de recursos dirigidos a la enseñanza y “frenar el daño que ha hecho la llamada Reforma Educativa”.

La también secretaria de la Comisión de Desarrollo Social pidió abrirse a las ideas y voces de los diversos actores de la sociedad, para integrar sus aportaciones a un documento rector que mejore la educación y fortalezca los derechos de profesores y trabajadores del sector.

Por su parte, el diputado Reginaldo Sandoval Flores, secretario de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, y coordinador del grupo parlamentario del PT, mencionó que la Cámara de Diputados es el espacio facultado para designar los presupuestos y aseguró que hay voluntad política para mejorar los recursos de la enseñanza.

Consideró que la educación es el eje de la Cuarta Transformación. “Sin ella no podremos avanzar”, por lo que los temas de financiamiento, salarios, prestaciones y derechos de los maestros revisten gran importancia, afirmó.

Agregó que con las aportaciones del foro se elaborará una propuesta de reforma al Artículo 3° constitucional y una nueva Ley de Educación que se presentará al Pleno. Se pronunció por construir una visión distinta de México, del gobierno y de la educación.

Marisela Zúñiga Cerón, diputada del Congreso de la Ciudad de México, refirió que el problema del financiamiento abarca distintos niveles educativos. En materia de reconstrucción, de acuerdo con datos de la representación federal de la Secretaría de Educación Pública en la CDMX, al inicio de este ciclo escolar más de 22 mil alumnos no iban a ingresar formalmente a sus actividades educativas porque, a más de un año del sismo, las escuelas siguen dañadas, comentó.

Mencionó que hay planteles con actividades incompletas, en donde las y los alumnos asisten por una o dos horas, tres días a la semana, y los maestros dan clases en aulas prefabricadas, sin condiciones adecuadas. Se pronunció por dignificar la actividad de los docentes y refrendó el compromiso de atender este tema.

El rector de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Unidad Iztapalapa, Rodrigo Díaz Cruz, sostuvo que la investigación y producción de conocimientos requiere de más recursos, no sólo económicos, sino materiales, de infraestructura, y con mejoras de metodología permanente. Subrayó la necesidad de que más alumnos puedan ingresar al sistema educativo en todos los niveles.

“Las sociedades de conocimientos están integradas por ciudadanos bien informados y responsables de sus decisiones; disminuyen la secrecía, promueven la discusión de ideas y proyectos que involucran a todos y utilizan el saber para la toma de decisiones”.
Angélica María Rivadeneyra Villarreal, coordinadora general del grupo deliberativo “Educación para la Cuarta Transformación”, señaló que México pasa por un proceso de reconstrucción político-institucional que impulsa un Estado social y democrático, el cual garantice el goce de derechos y libertades a sus ciudadanos.

“La educación es el mecanismo social más poderosos para luchar contra la pobreza, la desigualdad y las enormes brechas de desarrollo social que imperan en México; para ello, se requiere derrumbar el actual modelo educativo neoliberal que se ha tratado de imponer y cuyo objetivo es lucrar”.

Durante el encuentro, maestros de distintas zonas del país pidieron que las plazas no dependan de una evaluación, y evitar las amenazas a las percepciones, así como llevar a cabo una verdadera profesionalización de la carrera docente, centrándose en una pedagogía activa y las capacitaciones regionales.