Los seis oficiales de la Policía Municipal de Orizaba, implicados en el asesinato de los profesionistas Ernesto y Román Pérez González la madrugada del jueves pasado a las afueras de su domicilio, este sábado fueron presentados ante el juez de control en la Sala de Juicios Orales, con lo que la Fiscalía Regional ha legalizado la detención y se espera que en las próximas horas se lleve a cabo una segunda audiencia para dictarles la vinculación a proceso.

 

 

Los gendarmes municipales fueron trasladados de la inspección de la Policía Municipal a dicha Sala de Juicios Orales asentada en las inmediaciones de la calle Norte 3 entre Poniente 2 y 4 del primer cuadro bajo un fuerte operativo de parte de uniformados de la Policía local.

 

Los elementos arribaron a la audiencia alrededor de las 14:15 horas de este sábado a bordo de cinco unidades oficiales, entre ellas la unidad táctica tipo van de donde descendieron cuatro, dos más bajaron de una camioneta doble cabina, quienes ingresaron al inmueble cubiertos del rostro con ropa casual, sin uniforme y esposados de las manos.

 

 

Cabe señalar que dichos gendarmes son acusados de haber privado de la vida a los profesionistas Ernesto y Román Pérez González a las afueras de su domicilio asentado en la esquina de la calle Colón Oriente con Sur 39, justo frente a la Plaza de Toros la Concordia, tras haber ignorado los protocolos policiales.

 

Cabe mencionar que a dicho inmueble asistieron los padres de los finados al ser testigos claves del acontecimiento, así como el abogado defensor de la familia y el Fiscal Regional, Julio Rodríguez, así como el Fiscal de Distrito y personal de Servicios Periciales.