Este domingo se presentó un documental del ícono de Xalapa Juan Herrera Vázquez, “Juanote”, emblemático y querido personaje, cuya vida fue llevada a la pantalla por el director Raúl Criollo.

Juanote fue una figura de Xalapa, muy conocido por cargar pianos, principalmente de la Orquesta Sinfónica de Xalapa. Era el más solicitado para trasladar esos instrumentos musicales.

El Juanote era una persona muy amable, educado, con gran conocimiento de música clásica, autodidacta, con un sentido de amabilidad y honestidad impecable.

En Xalapa era el único que cargaba un piano de cola, como los del Colegio Preparatorio de Xalapa al Teatro Clavijero. Asombraba a más de uno: tras su traslado, el piano nunca tuvo que ser afinado.

La Orquesta Sinfónica de Xalapa le encargó la transportación de un piano de cola a los teatros y la hazaña de llevar a sus espaldas el tremendo peso lo convirtió en el “cargador oficial de pianos”.

Juanote se volvió muy famoso por tener una colección única de arte y música: su fonoteca de discos LPS, coleccionando grandes artistas extranjeros; escritores y artistas plásticos lo consultaron y le pedían su opinión.

En el Parroquia, de la calle Zaragoza, se reunía con artistas y siempre con un café con leche.

Muchos empresarios lo apreciaban.  Si le confiaban una pagaduría al Juanote, sabían que siempre llegaba a su destino y nunca les faltó ni un peso.  Así lo declaro Manuel Fernández Ávila, ex alcalde de Xalapa y cafetalero, en los años 1950 en los ingenios de Las Ánimas de Xalapa.

Juanote nunca se perdió ni una presentación de la orquesta. Tenía un lugar reservado en el teatro. A pesar de que sólo llegó a estudiar el tercer año de primaría, se volvió una autoridad  en arte, cultura y música.

Cuando murió, llevaron su féretro al teatro y las notas de la sinfónica lo despidieron. En forma de tributo es recordado por aquellos que lo conocieron en vida. Las imágenes proyectadas en el documental son el trabajo de varias personas que otorgaron fotografías privadas y sus testimonios con Juanote.