El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, se reunió este lunes 27 de noviembre, con la dirigencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), en un encuentro en el que llamó a evitar el conflicto y se comprometió a no intervenir en la vida interna del gremio.

“No se resuelve nada con la confrontación, con aferrarnos a lo que ya no corresponde a los nuevos tiempos. No se puede poner vino nuevo en botellas viejas”.

A unos días de asumir la presidencia de la República, López Obrador sostuvo un encuentro privado con el dirigente nacional del SNTE, Alfonso Cepeda Salas, quien apenas el jueves asumió el cargo tras la renuncia de Juan Díaz de la Torre.

Alrededor de las 13:00 horas, el futuro mandatario recibió a un contingente del grupo Maestros por México, identificado con la exdirigente magisterial, Elba Esther Gordillo, quien el miércoles pasado anunció que regresaría por la dirigencia del gremio.

Con información de Proceso