Doce senadores Republicanos enviaron una carta al presidente Donald Trump, para instarlo a que envíe una copia del texto final del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) antes del 30 de noviembre para que pueda ser votado en la actual legislatura, la cual finalizará el 3 de enero de 2019, con el fin de evitar una pausa en la aprobación del acuerdo ante posibles demandas de los Demócratas.

“Nos preocupa que si la Administración espera hasta el próximo año para enviar al Congreso un proyecto de ley de implementación, la aprobación del T-MEC, como se negoció, sería mucho más difícil. Todavía es posible que el Congreso actual considere y vote el T-MEC antes de que finalice el Congreso 115, y lo haga usando las protecciones procesales de la Autoridad de Promoción Comercial (TPA), incluida una mayoría simple de votos en el Senado”, suscribieron los legisladores en la misiva.

“Su administración puede preservar la opción de aprobar el acuerdo en esta sesión presentando al Congreso tan pronto como sea posible —antes del 30 de noviembre— una copia del texto legal final del acuerdo y un borrador de declaración de acción administrativa”, agrega el documento.

Este movimiento pondría en marcha la cuenta regresiva de 30 días, según marca la ley del país vecino, antes de que la implementación del proyecto de ley pueda ser presentada a la cámara baja y la cámara alta en un día en que ambas estén sesionando, apunta la misiva.

Además, esto neutralizaría cualquier solicitud de cambio que pudiera presentarse en el próximo Congreso, en el cual, la mayoría demócrata que integrará la Cámara de Representantes, ha externado su interés por modificar los rubros medio ambientales y laborales del nuevo acuerdo trilateral.

“Si escoge buscar la consideración del T-MEC antes de que finalice el Congreso 115, nosotros nos comprometemos a trabajar con usted de manera constructiva para redactar una legislación de implementación que pueda ganar nuestros votos, así como una mayoría en la Cámara de Representantes y el Senado”, añadieron los legisladores.

Actualmente, el Partido Republicano tiene mayoría en el Senado y en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, pero las elecciones de inicios del presente mes les quitaron parte de esta ventaja (en la cámara baja).

“Estamos listos para ayudarlo a asegurar el pase del T-MEC en este Congreso”, concluyeron.