Este jueves se realizó la última sesión de la LXIV Legislatura en el Congreso de Veracruz, misma que se desarrolló sin contratiempos después de que los diputados de Morena liberaron las instalaciones a las tres de la tarde.

A la sesión asistieron los 10 integrantes de la Diputación Permanente y únicamente se incluyeron los puntos relativos a la aprobación de las sesiones anteriores, tanto de la diputación como de la extraordinaria del pleno.

Así, el próximo lunes a las 11 de la mañana deberán acudir los legisladores electos para rendir protesta al cargo y comenzar funciones la LXV Legislatura.

Durante su desarrollo, el secretario de la Mesa Directiva Carlos Morales Guevara, leyó la correspondencia, en la que se dio cuenta de los informes legislativos que presentaron diversos legisladores y además la renuncia del diputado José Kirsch Sánchez al grupo legislativo del PRD.

María Elisa Manterola Sainz decretó un receso para elaborar el acta de la sesión de este jueves, misma que tras su aprobación y firma se dio por concluida.

Posteriormente en entrevista el secretario general del Congreso, Juan José Rivera Castellanos, reportó que no solo las oficinas del diputado del PAN, Juan Manuel Unanue Abascal, fueron vulneradas.

“También estaban abiertas las oficinas de la coordinación de asesores del PAN, del diputado Juan Manuel de Unanue y la sala de juntas del Grupo Mixto”.

Alertó que no todos los diputados electos están acreditados, pero podrán hacerlo durante los próximos días para su credencialización y registro de huellas dactilares.

Refirió que lo anterior quedó asentado ante notario y se reportará en su momento si hay algún faltante.

Pese a esto, el coordinador del grupo legislativo de Morena, Zenyazen Escobar García, descartó tener cualquier tipo de responsabilidad en estos asuntos, argumentando que nunca ingresaron al Congreso para que no se les achacara ningún tipo de situación.

Xalapa- 2018-11-0118:27:20- Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO