Ciudad de México- 2018-11-2310:03:54- Proceso

 

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, quien asume el 1 de diciembre, anunció este jueves una tercera consulta popular para decidir sobre la creación de una polémica guardia nacional y si se debe juzgar a los exmandatarios mexicanos por presuntos actos de corrupción.

 

La semana pasada, el izquierdista presentó su estrategia de seguridad para combatir la violencia ligada al tráfico de drogas que golpea a México, en la que mantendrá la criticada estrategia militarizada que él mismo atacó durante años y en sus campañas.

 

La nueva guardia nacional integraría de arranque a policías federales, pero sobre todo a militares hasta sumar 50 mil elementos para 2021, que además tendrían facultades para coayudar con fiscalías investigadoras.

 

Pese a que será sometida a consulta, esta semana el partido del izquierdista, Morena, presentó la iniciativa de reforma constitucional que requiere la estrategia de seguridad.
Organizaciones defensoras de derechos humanos han criticado duramente a López Obrador por mantener militares en el combate a la criminalidad y dejar de lado la profesionalización de policías estatales y municipales.

 

Desde diciembre de 2006, cuando se lanzó el operativo militar antidrogas, se han registrado más de 200 mil asesinatos, según cifras oficiales que no detallan cuántos casos estarían ligados a la criminalidad.

 

 

 

Juicio a expresidentes

 

López Obrador dijo querer también que sea la ciudadanía la que decida si se juzga a los expresidentes de México, una medida que él rechaza pues dejaría al país “empantanado en el conflicto”.

 

 

“Yo lo que quiero es que los ciudadanos mexicanos decidamos sobre este asunto (…) ¿quieren o no juzgar a los presidentes?”, afirmó.

 

El futuro mandatario sostuvo que de cara a la consulta argumentará por qué no se deben abrir los expedientes del pasado y las razones por las que propone un “punto final” y empezar de cero el combate a la corrupción y la impunidad.

 

“Sería apostar a la confrontación (… propongo) amnistía y perdón hacia atrás y cero corrupción, cero impunidad hacia adelante”, añadió.

 

López Obrador afirmó, no obstante que, de abrirse investigaciones y eventuales procesos, éstos deberían incluir no solo al saliente Enrique Peña Nieto, sino a todos los presidentes desde Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), a quien López Obrador señala como artífice del modelo neoliberal en México, etapa que define como la más corrupta en la historia del país.

 

Esta es la tercera consulta que convoca luego de que a finales de octubre se realizó una primera en la que se rechazó la millonaria construcción de un aeropuerto, ya avanzado en 30%.

 

Esta consulta se realizó sin intervención de autoridades electorales y sin cumplir los lineamientos que marca la ley mexicana en la materia. Fue duramente criticada porque fue realizada por organizaciones afines a López Obrador, además de que se registraron múltiples irregularidades.

 

Pero ahora dijo esperar que la consulta de marzo sea realizada por autoridades electorales una vez que su partido, mayoritario en el Legislativo, vote las reformas a la ley sobre consultas, que estipulan se realicen sólo cada tres años en comicios federales.

 

La segunda consulta será el próximo fin de semana sobre el tren maya, un proyecto turístico en la península de Yucatán, la construcción de una refinería y un paquete de ayudas sociales.

 

Pero el izquierdista ya anunció que el 16 de diciembre inician los trabajos del tren maya, proyecto criticado por organizaciones ambientalistas.

 

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO