5 mil homicidios en Veracruz durante gobierno de Yunes Linares

Con la más reciente publicación del reporte sobre incidencia delictiva del fuero común, dado a conocer por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública correspondientes al mes de noviembre de este año, se puede hacer un saldo final de los 24 meses que estuvo al frente del gobierno del estado Miguel Angel Yunes Linares.

El llamado ¨gobierno del cambio¨, concluyó su mandato con un saldo de más de cinco mil homicidios, de los cuales 2,067 fueron homicidios dolosos, 170 feminicidios y 328 secuestros entre el 1o de diciembre del 2016 hasta el 31 de noviembre de 2018.

Durante Noviembre, último mes del gobierno panista-perredista, se cometieron 81 homicidios dolosos, 3 feminicidios y 13 secuestros.

Los años 2017 y 2018 pasan a la la historia del estado como los más trágicos, desde que se lleva un registro de la incidencia delictiva en el país. Durante el mandato Yunista se registró un promedio de 85 asesinatos, 7 feminicidios y 14 secuestros por mes. Aún tomando en cuenta las cifras por cada 100 mil habitantes, los delitos cometidos en la entidad durante dicho bienio superan cualquier año anterior y se mantuvieron entre los primeros lugares a nivel nacional.

Lo que supuestamente hacía de Yunes Linares el candidato más aventajado para atender la problemática de inseguridad en el estado por su experiencia en dichos temas a su paso por el gobierno federal, terminó siendo su perdición. A pesar de contar con todo el respaldo de las instituciones federales y miles de millones extras a lo presupuestado, en 24 meses fue incapaz de disminuir las tasas delictivas, por el contrario se dispararon con respecto a años anteriores.

Uno de sus proyectos insignia para hacer frente a este mal, era la instalación de más de 6 mil cámaras de videovigilancia por todo el estado, terminó siendo un fraude de acuerdo a las declaraciones del nuevo secretario de seguridad y el nuevo gobernador Cuitláhuac García, quienes han dado a conocer que la inversión de 1,200 millones de pesos, dejó un sistema que apenas y opera al 30% de su capacidad y será auditado por el órgano de fiscalización estatal.

Al término de éstos 24 meses, la promesa no cumplida de terminar con la inseguridad en 6 meses, no sólo quedará como un acto de ingenuidad tal y como lo declaró su propio hijo mientras buscaba suceder al papá, sino como el mayor acto de simulación y engaño del primer gobierno de alternancia en la entidad.

Jair Robles Barajas/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar