Para el primer mes de la nueva administración, las tarifas eléctricas para los sectores industrial, comercial y de servicios disminuirán 15% en comparación con el mes anterior, según determinó la Comisión Reguladora de Energía (CRE) tras observar una caída en los cargos de generación y costos de los combustibles.

Las tarifas que cobra la Comisión Federal de Electricidad (CFE) tienen un nuevo esquema desde diciembre del año pasado, en el que se desagregaron los costos de las diferentes actividades: generación, transmisión, distribución y suministro básico, para los consumidores de todos los estratos, es decir, domésticos, agrícolas, comerciales, industriales y de servicios.

En tanto, los subsidios únicamente para los consumidores domésticos de bajo consumo y agrícolas son determinados por la Secretaría de Hacienda.

De ahí que, para el último mes del 2018, la CRE determinó y notificó las tarifas finales del suministro básico, que es el despacho hasta el último punto de recepción de la energía, para su aplicación a los sectores industrial, comercial y de servicios, por parte de CFE Suministrador de Básicos.

Con información de ElEconomista