Los diputados de MORENA aplazaron de último minuto la discusión de los dictámenes de la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos y la Ley de Austeridad para Veracruz propuesta por el gobernador, Cuitláhuac García Jiménez.

Antes de comenzar la sesión de este jueves, la morenista Margarita Corro Mendoza pidió que ambos puntos fueran retirados pese a que ya estaban incluidos en la orden del día, solicitud que fue aprobada por la mayoría de los legisladores.

Estas iniciativas fueron presentadas el pasado 13 de diciembre por el mandatario de esta fuerza política, quien busca una reducción en el costo que significa la burocracia veracruzana.

En la Ley de Austeridad para Veracruz, el Ejecutivo contempla la reducción de sueldos y prestaciones a los altos funcionarios de los poderes, órganos autónomos y sus entes públicos.

Además prevé la incorporación de todos los funcionarios a los sistemas públicos de seguridad social, prohibiendo servicio médico privado para burócratas y regímenes privilegiados de jubilación, pensión o haberes de retiro, así como a contratar a cargo de recursos públicos, seguros privados de gastos médicos, de vida o separación, cualquiera que sea su denominación.

Por su parte, en la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos se estipula que la alta burocracia en Veracruz en los tres poderes, órganos autónomos y sus entes públicos, tampoco podría recibir un salario mayor al del Presidente de la República, cuyo monto se fijó Andrés Manuel López Obrador en 108 mil pesos mensuales, ni al del gobernador del Estado, planteado por Cuitláhuac García Jiménez, el día que rindió protesta, en unos 52 mil pesos mensuales.

Cabe señalar que el mismo esquema se proyecta con la Ley Federal de Remuneraciones de Servidores Públicos, la cual ha generado miles de amparos y fue frenada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO