Pederastas y violadores podrían ser castrados químicamente como una manera de frenar “contundentemente” este delito en el país, informó Morena, de acuerdo con una iniciativa que será presentada por el senador Alejandro Armenta, de Morena, quien aseguró que la propuesta tomó en cuenta las consideraciones en derechos humanos de organizaciones.

“Esta iniciativa tiene como propósito la castración para violadores de menores y la violación que se hace a mujeres. En el estado de Puebla llevamos 800 feminicidios y el 70% son con violación a mujeres. Estoy a favor de la iniciativa y la voy a presentar”, explicó en conferencia de prensa.

La iniciativa busca atender las cifras que indican que México es el primer lugar a nivel mundial en materia de abuso sexual, físico y homicidio de menores.

“Durante el año pasado; alrededor de 4.5 millones de mexicanos han sido víctimas”, expuso Armenta.

“Estoy afinando los acentos gramaticales para cuidar los derechos humanos, pero totalmente en contra de los pederastas y de los violadores de las mujeres. Tenemos que hacerlo, tenemos mayoría, si tengo que hablar con cada uno de los 128 senadores les voy a recordar a cada uno que si tienen madre y si tienen hijas que apoyen esta iniciativa, esta iniciativa es para detener la violación en México”, dijo.

Armenta indicó que es hora de detener la violación a las mujeres y los niños.

“Es hora de detener contundentemente la violación a las mujeres y a los niños. Soy padre de familia, tengo hijas, tengo esposa y debemos de tomar medidas drásticas. Esta iniciativa tiene como propósito desde luego la castración para violadores y la violación que se hace a mujeres”, indicó.

La castración química es un procedimiento que administra un medicamento que inhibe el deseo sexual y libido.

Se trata de una inyección mensual con una hormona que actúa sobre el cerebro y evita la irrigación de sangre al pene lo que impide a su vez lograr la erección ni llegar al orgasmo.