Chiapas- 2018-12-1611:29:25- El presidente Andrés Manuel López Obrador colocará la primera piedra para la construcción del Tren Maya, en terrenos de la antigua terminal aérea de esta ciudad.

Rogelio Jiménez Pons, titular de Fonatur, detalló en entrevista previa al Ritual de los pueblos originarios a la madre tierra para anuencia del Tren Maya, uno de los proyectos prioritarios del gobierno, que la inversión inicial será de 6 mil millones de pesos.

De ese monto, 400 millones de pesos se utilizarán para diversos estudios, y lo demás se irá ejerciendo paulatinamente.

Fonatur iniciará obras preliminares, y después se realizarán los “concursos correspondientes”.

El presupuesto total estimado para este proyecto es de entre 120 mil y 150 mil millones de pesos.

Los trabajos arrancarán con la rehabilitación de vía existente de 720 kilómetros, más o menos – que llega a Escárcega; de ahí sube a Mérida y se sigue hasta Valladolid.

Y en 2019, además, se hará el proyecto ejecutivo de la vía que hace falta, con estudios ambientales incluidos.

Jiménez Pons explicó que conforme avance de la obra se realizarán consultas a las comunidades indígenas. Consideró que “son cientos de comunidades” y será una por comunidad.

“Nosotros tenemos que hacer la consulta conforme les vayamos informando de las cosas; las comunidades tienen que ir recibiendo información. Lo más importante es que se sientan integradas a partir del apoyo que les vaya dando la Secretaría del Bienestar o con el programa de reforestación, por ejemplo”.

Si nosotros empezamos a aplicar los programas que vayan en paralelo con el Tren Maya, las comunidades van a entender de qué se trata”, señaló.

En el caso de las consultas, abundó, “se tiene que hacer un procedimiento conforme marca el protocolo y eso lo ve el Instituto Nacional Indigenista. Pero es lógico que conforme vaya avanzando el procedimiento, vamos integrando a las comunidades”.

El funcionario descartó que la obra provoque una devastación. “Donde está ahorita la línea de alta tensión ya no hay árboles, ya no hay nada que tirar, pues. Ahí va a pasar la vía… son 30 metros (para la vía) y nosotros necesitamos seis, y cuando es doble, 12”.

No hay de qué preocuparse, sostuvo. “Pasamos por dónde está o la carretera con su derecho de vía, o de las vías eléctricas”, insistió.

La Jornada / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO