Aunque la Comunidad LGBTI Jarochos ha logrado más de 60 matrimonios igualitarios en el municipio de Veracruz y sus alrededores, en Boca del Río tuvo que intervenir la autoridad federal ante la negativa de la municipal.

 

El presidente de esa agrupación, Guillermo Izacur Maldonado, señaló lo anterior y demandó reformas al Código Civil para ya no depender de los amparos expedidos por jueces federales.
Informó que en Veracruz, Cardel y otros puntos se han llevado a cabo más de 62 matrimonios entre personas del mismo sexo, siempre mediante amparos de la justicia federal, sin mayor problema.
En cambio, en Boca del Río la propia autoridad tuvo que advertir a la local de posibles sanciones por negarse a acatar su mandato, dijo.
“El alcalde de Boca del Río no quería que se llevaran a cabo los matrimonios igualitarios, nos prohibieron. Tuvimos que recurrir al juez federal número 4 para que diera la orden de que si no nos casaban procedería legalmente porque era una orden federal.
“Que les iban a imponer una multa, que iba a haber una orden de aprehensión por desacato. Por eso sí se llevaron a cabo los 2 matrimonios en Boca del Río, fueron a domicilio”, explicó Izacur Maldonado.
Aclaró que hay otra boda igualitaria pendiente en ese municipio y analizan si volverán a recurrir al mismo procedimiento.
Por eso destacó la necesidad de una reforma al Código Civil que impulsen los diputados federales y después los locales, para que ya no sea necesario acudir a la justicia federal.

 

Remarcó que en ningún otro municipio han tenido problemas para casarse.
Veracruz- 2018-12-10 HeladioCastro/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO