Con visibles huellas de tortura y ejecutado de varios impactos de arma de fuego fue hallado el cuerpo del Comandante de la Policía Municipal de Yanga, sobre un camino vecinal, justo a escaso metros de los terrenos de la familia Crivelli que son utilizados para la siembra de caña, y el autolavado “Nacho”, en el municipio de Cuitláhuac.

El hallazgo provocó una intensa movilización de elementos de la Policía Municipal, Estatal así como Ministeriales y de personal del Ministerio Público Investigador, quienes mantienen un total hermetismo en el caso.


El Comandante de dicha corporación era Edgar Hernández Blanco.

De acuerdo a las primeras investigaciones, en punto de las 15:35 horas de este miércoles, lugareños de la localidad Tamarindo, hallaron el cuerpo de un hombre desmembrado entre unos cañales y semi tapado con hojarasca, sobre el camino de terracería por el que se ingresa en el kilómetro 3 del libramiento de la carretera federal Córdoba- Veracruz, dando parte a las autoridades policiales.

En punto de las 15:50 horas, dicho camino vecinal fue blindado y resguardado por elementos policiales de los tres órdenes de gobierno, en lo que personal de la Dirección de Servicios Periciales y de la Fiscalía Regional de Justicia con sede en Córdoba, realizaban las diligencias correspondientes y el levantamiento del cadáver del oficial.

Hechos

De acuerdo al reporte de los cuerpos policiales, el ataque se registró en punto de las 01:00 horas de este miércoles en las inmediaciones de la Congregación Palmillas, justo a la altura del kilómetro 20 de la carretera federal Córdoba- Veracruz en su tramo carretero Omealca–Cuitláhuac.

Sujetos desconocidos armados interceptaron a dos unidades de la corporación local, y las rafaguesron. Posteriormente se conoce que ubicaron al comandante, a quien sometieron y privaron de su libertad para después darse a la fuga con rumbo desconocido.

En balacera que de igual forma fue repelida por los uniformados, resultaron heridos dos oficiales, mismos que fueron trasladados al Hospital General Yanga de la Ciudad de Córdoba.

Trascendio que por parte de integrantes del grupo delictivo que atacó hubo dos personas que murieron en el lugar durante el enfrentamiento, pero los sicarios se los llevaron en las bateas de sus camionetas en que viajaban.

Minutos después, al lugar arribaron oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, quienes acordonaron el lugar e implementaron un inmediato operativo de búsqueda y localización de los presuntos captores.

Más tarde al lugar arribó personal de la Dirección de Servicios Periciales, quienes recogieron y aseguraron decenas de cartuchos percutidos de armas de fuego.

Yanga- 2018-12-26- Imagen del Golfo/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO