Redacción 10-12-2018.- La búsqueda de un nuevo jefe de Gabinete en reemplazo de John Kelly parece complicársele al presidente Donald Trump ante reportes de prensa de que algunos potenciales candidatos han rechazado la idea de ocupar el cargo, que antes era considerado de los más influyentes.

Trump anunció el sábado pasado que Kelly dejará el cargo a fines de este año después de haber ocupado la posición desde julio pasado, prometiendo que anunciaría el nombre de su sucesor “en un día o en dos”.

Aún antes del anuncio, reportes de prensa habían señalado a Nick Ayers, actual Jefe de Gabinete del vicepresidente Mike Pence, como el más fuerte prospecto para suplir a Kelly, en reconocimiento a su desempeño y capacidad, pero también por su cercanía con el yerno del mandatario, Jared Kushner, y su hija Ivanka.

Sin embargo el domingo trascendió que Ayers, de apenas 36 años, declinó ser considerado debido a sus planes de dejar en breve su actual cargo para retornar con su familia a su natal Georgia, para presidir un comité de acción política de corte republicano.

Ayer mismo surgieron los nombres de nuevos potenciales candidatos, liderados por el congresista republicano Mark Meadows, líder de la ultraconservadora ‘Fracción Libertad’ en la Cámara baja; el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin y el jefe de la Oficina de Presupuesto de la Casa Blanca, Mick Mulvaney.

Sin embargo, la cadena CNN reportó este lunes que Meadows, congresista republicano por Carolina del Norte, desechó la idea de convertirse en el tercer jefe de Gabinete del gobierno de Trump en apenas dos años.

Nancy Cook, reportera del diario Politico para la Casa Blanca, citó este día una fuente cercana a Mulvaney, según la cual el excongresista republicano por Carolina del Sur no está interesado en aceptar lo que en su caso sería una promoción.

El diario The New York Times dijo que frente a la crítica coyuntura para Trump y su presidencia, de cara a la investigación del fiscal independiente, el mandatario “se encuentra en la posición no acostumbrada de no tener una segunda opción obvia”, luego de que Ayers declinara ser considerado para el cargo

Por su parte la cadena informativa Bloomberg apuntó que “la Casa Blanca enfrenta ahora una transición potencialmente caótica en una posición de crítico liderazgo con Ayers fuera de la contienda, a pesar de meses de conversaciones anticipadas con el presidente”.

Kelly asumió el cargo en julio pasado después de que Trump despidió a su primer Jefe de Gabinete, Reince Priebus, una semana después de que su primer jefe de prensa, Sean Spicer, renunció al cargo en protesta por el nombramiento del financiero Anthony Scaramucci como jefe de Comunicaciones de la Casa Blanca.