Este miércoles 12 de diciembre el juicio que se lleva a cabo en contra de Joaquín el “Chapo” Guzmán, en una corte de Nueva York, arrojó nuevos señalamientos, esta vez contra  la compañía petrolera mexicana Pemex, que fue involucrada dentro del entorno del capo.

Jorge Cifuentes, un narcotráficante colombiano, testificó ante el juez que el “Chapo” se reunió con ejecutivos de Pemex, con el objetivo de negociar el traslado de cocaína desde Ecuador. En la junta habrían estado presentes el ejecutivo de la petrolera, Alfonso Acosta y Dámaso López “El licenciado”, un alto mando del Cártel de Sinaloa.

El plan habría consistido en mover cocaína desde Ecuador a una refinería mexicana. Los hechos habrían sucedido en el 2017.