Es el caso de Patricio Manuel, quien se convirtió en el primer pugilista transgénero en ganar una pelea profesional en Estados Unidos.

“Ahora soy un boxeador profesional”, dijo emocionado en el cuadrilátero tras confirmarse su victoria.

Hace seis años una lesión impidió que Manuel pudiera formar parte del equipo de boxeo femenino estadounidense que participó en las Olimpiadas de Londres 2012, las primeras que abrió el ring a las mujeres. Pero el fin de su sueño olímpico marcó el comienzo de su transformación de mujer a hombre.

Tras una operación y meses de tratamiento hormonal volvió a los entrenamientos con el objetivo de retomar su carrera, algo que pudo hacer luego que el Comité Olímpico Internacional decidiera en 2016 que los atletas transgénero que hayan pasado de mujer a hombre podían competir sin restricciones. “No estoy aquí por un solo show, por una pelea”, aseguró Manuel. “Esto es algo que amo y todavía no he terminado en este deporte. Volveré”.

Estados Unidos- 2018-12-12- BBC Mundo/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO