Arturo Nicolás Baltazar, el abogado del exfiscal general de Veracruz, Luis Ángel Bravo Contreras, quien se encuentra preso por su supuesta participación en el delito de desaparición forzada de personas, dejará la prisión de Pacho Viejo en unas horas.

En conferencia de prensa en la capital del Estado dio a conocer que un Tribunal Colegiado determinó que la Juez del Control, Alma Aleida Sosa Jiménez, deberá acatar que se violó la suspensión temporal de su representado.

Por lo tanto, deberá quedar en libertad en las próximas horas, incluso sin celebrarse audiencia, explicó el representante de Luis Ángel Bravo Contreras.

Adelantó que ante las violaciones al debido proceso y los derechos de su cliente también acudirán al Congreso del Estado a solicitar juicio político en contra del titular de la Fiscalía General del Estado, Luis Ángel Bravo Conteras.

Igualmente procederán en contra de la juez de control Alma Aleida Sosa Jiménez, quien se negó a acatar resoluciones de jueces federales que protegían a Luis Ángel Bravo.

En conferencia de prensa rechazó que la jueza Sosa Jiménez pueda retrotraerse al debate de la medida cautelar, tal y como se publicó en algunos medios de comunicación, toda vez que la resolución emitida por el Tribunal Colegiado no define esta situación, sino la violación a la suspensión temporal que tenía Bravo Contreras al momento de ser detenido.

“Eso significa que debe quedar en inmediata libertad, confiamos que en esta ocasión las autoridades judiciales resolverán apegados a la legalidad y resolverán de manera más consciente. Posiblemente ni siquiera vayamos a tener audiencia, porque son notificaciones que solamente se tienen que cumplir, podría salir en cuanto se le notifique”, añadió el defensor.

En ese sentido el abogado estimó que no deberán pasar más de 24 horas o 48 horas para que el exfiscal salga para seguir su proceso en libertad.

Insistió en que con base en una resolución del Tribunal Colegiado nunca debió haber sido detenido toda vez que gozaba de una suspensión temporal conseguida por acuerdo del 24 de mayo de 2018, es decir no se podía afectar su libertad personal el día de su detención ocurrida el 17 de junio de 2018.

Así, definió que la Juez Alma Aleida Sosa Jiménez tampoco estaba en condiciones de fijar una medida cautelar de prisión preventiva justificada dado que el Juzgado de Amparo no emitió pronunciamiento para que la suspensión dejará de surtir efecto.

Arturo Nicolás Baltazar dio a conocer que por todo lo anterior procederán hasta las últimas consecuencias en contra de la Juez, del fiscal Jorge Winckler, así como del fiscal especializado en personas desaparecidas, Luis Eduardo Coronel Gamboa.

“Esto tiene efectos en el Estado de Derecho, es inaceptable que un juez sabiendo que no puede imponer medidas cautelares, imponga la más gravosa, la más extrema medida cautelar”.

Recordó que Bravo Contreras está señalado por un delito vinculado a desaparición forzada que está contemplado en el artículo 318 del Código Penal.

“A mí representado le imputan la conducta delictiva de haber entorpecido una investigación. Ese es el motivo por el que también se le concede este Amparo por el Tribunal Colegiado”.

Xalapa- 2018-12-0419:53:38- Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO