La mañana del sábado 1 de diciembre se encontró el cuerpo del periodista Jesús Alejandro Márquez Jiménez en un terreno baldío cerca del aeropuerto de Tepic, en el estado de Nayarit, México. Un impacto de bala de grueso calibre en la nuca lo privó de la vida.

Su familia identificó el cuerpo este domingo, pero no sabían de él desde la tarde del viernes, cuando después de comer recibió una llamada y salió a bordo de una motocicleta prestada, que no fue hallada junto al cuerpo. Vestía un pantalón gris y una playera color azul marino.

Article 19, la organización internacional de derechos humanos por la defensa de la libertad de expresión y el derecho a la información, confirmó el asesinato y exigió a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), de la Procuraduría General de la República, que se investigue el caso y protejan a la familia de Márquez.