Un buen punto se acaba de  anotar el presidente López Obrador al dar marcha atrás a la desatinada propuesta de reducir recursos a las universidades públicas y a las destinadas a la investigación científica y tecnológica, recuerda: “yo hice un compromiso de no reducir el presupuesto a las universidades. Aquí sostengo que se va a reparar ese error y se le va a entregar a las universidades lo que les corresponde…lo que dije en una reunión de la ANUIES dije que si no aumentaba el presupuesto iba a ser el mismo del 2018 más inflación, ese fue mi compromiso y lo voy a cumplir,…lo dije y no se registró en el presupuesto, y en mi gobierno cuando se cometa un error vamos a rectificar…”. Sin duda, una acertada rectificación, que desactiva movilizaciones nada convenientes en la alborada de u8n gobierno que presume de revolucionario.