Luego de haberse quejado este domingo de haber sido impedido para acceder al templete donde se encontraban el presidente Andrés Manuel López Obrador y el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, el diputado Héctor Yunes se reunió la tarde del lunes 3 con el mandatario veracruzano en sus oficinas de Palacio de Gobierno y mediante las redes sociales difundió que quedó aclarado el incidente.

El domingo escribió Yunes: “me pidieron que accesara por una zona especial, luego me reunieron con los diputados federales, y luego me sacan porque me dice que soy del PRI, y solo es para diputados de Morena, me pidieron que me saliera y buscara una silla entre la gente”, relató.

Señaló que si desde un principio esa hubiera sido la instrucción la hubiera atendido y entendido, sin embargo le comentaron que sería diferente.

Este lunes comunicó lo siguiente:

El gobernador Cuitlahuac Garcia tuvo la amabilidad de llamarme hoy para aclarar el incidente de ayer. Asunto cerrado. También, para invitarme un café en su oficina.

Acudí como obliga la civilidad pero sobre todo como demanda la dura crisis que enfrenta nuestro querido estado.

Ser oposición no implica ser obstrucción, menos aún, destrucción.

Primero y siempre, Veracruz.