Veracruz- 2018-12-2809:09:25- Josefina Lugo

 

El espíritu navideño que invade a los veracruzanos en estas fechas es aprovechado por personas que muchas veces se hacen pasar por gente necesitada, pidiendo limosnas o ayudas en cruceros, calles e incluso en los camiones del transporte urbano.

 

En los últimos días se ha incrementado los casos de personas que se suben a los urbanos contando historias de accidentes o enfermedades que tienen a sus familiares, la mayoría a niños, en el hospital al borde de la muerte, sin embargo, en algunos casos Imagen se ha dado a la tarea de investigar la situación de los quejosos y han resultado falsas las historias.

 

Este tipo de historias solo son usadas para abusar del buen corazón de los ciudadanos que sacan algunas monedas de sus bolsillos para ayudar al prójimo.

 

Lo mismo sucede en los cruceros, donde se ven familias enteras solicitando la ayuda a los automovilistas, de acuerdo a estadísticas del Instituto Nacional de Migración, el 80% de quienes dicen ser suramericanos, en realidad son personas de la localidad que fingen para obtener unas monedas, la mayoría son jóvenes, sanos y fuertes, que bien pudieran obtener un empleo.

 

No es raro caminar por las calles del centro de la ciudad de Veracruz y encontrarse con dos, tres o más personas pidiendo ayuda en la misma cuadra, algunos presentan discapacidad, otros simplemente la fingen.

 

El caso más común que abunda por toda la ciudad y la zona conurbada es la de los indígenas, quienes quizá vengan de Chiapas huyendo de la difícil situación que tienen en sus comunidades, sin embargo es lamentable que las autoridades no hagan algo para dignificar a estos mexicanos, que bien pudieran estar trabajando sus artesanía en un centro artesanal apoyados por alguna autoridad de buen corazón, al fin y al cabo las buenas acciones son la esencia de la Navidad.

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO