Xalapa- 2018-12-0413:06:14- El secretario de Finanzas y Planeación, José Luis Lima, reveló que la pasada administración de Miguel Ángel Yunes Linares se gastó los 440 millones de pesos que envió el Gobierno Federal a Veracruz en rubros aún desconocidos.

El funcionario estatal acusó que esos recursos corresponden a una transferencia que se hizo por concepto del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y el Fondo de Municipios.

Señaló que lo anterior se hizo el viernes pasado y aunque la anterior administración debió dejar el dinero “en caja” para que el nuevo gobierno de Cuitláhuac García Jiménez pudiera hacer uso de él, no fue así. Explicó que aunque tomarlo no resulta por sí mismo ilegal, sí fue una acción inmoral.

Por ello, no descartó que incluso se puedan presentar denuncias penales si se descubre que el recurso fue destinado a rubros que no están amparados por la ley.

“Lo recomendable es que nos lo dejaran a nosotros para hacer uso de ellos pero lo utilizaron y estamos viendo en qué lo utilizaron. Fue legal sí, pero moral no”, enfatizó.

Cuestionado sobre la llamada “licuadora” de Sefiplan, en la que se concentran los recursos de todas las dependencias y entes públicos, dijo que el compromiso es cumplir la Ley de Disciplina Financiera y manejarse con honradez.

Respecto al presupuesto para 2019 en Veracruz el funcionario enfatizó que la prioridad para García Jiménez serán la salud, educación y desarrollo social por lo que habrá ajustes en el proyecto de presupuesto que dejó la pasada administración.

“En gasto corriente que se deberá destinar en gasto social e inversión pública y temas de educación”, dijo.

No obstante rechazó que se tenga planeado hacer despido de personal, pero sí advirtió que habrá un ajuste salarial como se plantea a nivel federal.

Ariadna García/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO